Vespas y Lambrettas invaden el centro de Valladolid

La concentración de Vespas y Lambrettas en la Acera de Recoletos, este sábado por la mañana. DANIEL RODRÍGUEZ
Ver album

Decenas de motos se han dado cita este sábado por la mañana en la Acera de Recoletos con motivo de la concentración ‘Vesperdidos’.

Una Lambretta de color azul por allí, una Vespa blanca de los 70 por allá. Todo aquel que se pasara este sábado por la mañana por la céntrica plaza vallisoletana de Colón y sus alrededores, se encontró con una pequeña sorpresa si resultaba ser un poco nostálgico. Y es que decenas de estas motos se dieron cita a lo largo de la Acera de Recoletos a raíz de ‘Vesperdidos’, una concentración organizada a partir de este viernes y sábado que sin duda ha hecho las delicias de los más melancólicos.

 

Así, el punto de encuentro estaba fijado en la nombrada Plaza de Colón a partir de las 9.30 de la mañana para las inscripciones tras la llegada el día anterior, para a partir de las 10.00 comenzar la exposición y el recuerdo de tan clásicos vehículos. Más de uno presumía de años de moto, y es que no era para menos. Recoletos, poco a poco y con la llegada de más conductores, fue convirtiéndose en un curioso tapiz que hacía viajar al pasado.

 

Con un poco de retraso sobre la hora prevista, las 11.00 horas, las decenas de Vespas y Lambrettas volvieron a hacer sonar sus motores para ponerse en marcha. Era el momento de continuar con las actividades del día, que incluían un viaje hasta Fuensaldaña para visitar la bodega de La Nieta.

 

No se quedará todo ahí. Esta tarde y noche estos vehículos clásicos seguirán recorriendo el centro de Valladolid, con que no se asusten si se los encuentran por las calles escoltados por las autoridades. Se puede decir alto y claro; Vespas y Lambrettas han invadido la ciudad.