Veinticinco alumnos de la UVA comparten vivencias como becarios investigadores con cargo a dietas del Consejo Social

Un total de 25 estudiantes de la Universidad de Valladolid (UVA) ha compartido sus experiencias como becarios de investigación, ayudas dotadas con una partida de 25.000 euros procedentes de las dietas a las que rehusaron los miembros del Consejo Social de la UVA.

   

El rector de la Universidad, Marcos Sacristán, y el vicepresidente del Consejo Social, Ernesto Salas, entre otros, han compartido este viernes experiencias con los 25 becarios y algunos de sus tutores con el fin, según ha explicado el rector, de conocer los aspectos a mejorar de cara a futuras convocatorias.

 

Estas becas, dotadas con 25.000 euros (1.000 euros cada una) y fruto del esfuerzo "económico y organizativo", según ha destacado Salas, fueron concedidas a 25 estudiantes de distintas disciplinas y campus con el objetivo de "complementar" el esfuerzo de la Universidad en el fomento de la investigación como paso para posibilitar la transferencia del conocimiento a la sociedad.

 

Sacristán ha matizado, en este sentido, que las becas, a las que optaron 200 estudiantes-"magnífica acogida", ha destacado Salas-, persiguen iniciar a los alumnos en la investigación vinculada a las áreas de conocimiento que se imparten actualmente en la UVA y propia de cada campo.

 

La dotación de estas becas ha permitido, según ha recalcado el rector, que la Universidad pueda dedicar a fines sociales partidas que ahora se ven implementadas por el Consejo Social, que ha transferido a la Institución la cuantía de las dietas a las que renunció "un buen número de vocales".

 

"Queremos transmitirles a ellos y a la sociedad la importancia que se concede a la investigación como base de una buena docencia y para la transferencia de los resultados a la sociedad", ha ahondado Sacristán antes de incidir también en la mejora de la cualificación de los alumnos y la consecuente mejora del acceso de puestos.