Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Veevo triunfa en Valladolid con el innovador concepto de entrenamiento para la vida

El estudio, ubicado en la calle Perú, mezcla el entrenamiento funcional a través de un circuito, la técnica de boxeo, con el fitboxing y la meditación y relajación.

Tradicionalmente los gimnasios en los que se boxeaba eran oscuros y se relacionaban con lugares ‘complicados’. En Veevo la percepción desaparece de un plumazo lo que se tarda en cruzar la puerta de entrada, en la calle Perú. Diseño, decoración, buen gusto y espacios muy amplios. Pero no es un gimnasio al uso.

 

Alejandro Catalina es su propietario. “Veevo es un estudio de entrenamiento personal en el cual combinamos tres actividades: entrenamiento funcional, fitboxing y meditación. Ccnseguimos quema de grasas, tonificar el cuerpo o eliminación de estrés y los clientes salen encantados con la experiencia”, relata.

 

Quien quiera probar que no espere contacto, ni pelea. “Se trata de usar un entrenamiento muy completo del boxeo para conseguir muchísimos resultados y diversión”, dice Catalina quien pone todo su énfasis en los monitores, todos titulados y formados especialmente para este método. “El monitor es clave para nosotros, para que interactúe con la gente, motive, corrija y saque el cien por cien de rendimiento”.

 

"El estudio ofrece divertidas sesiones con entrenamiento funcional, fitboxing y meditación"

 

Las clases son divertidas, agitadas y muy intensas. No hay tiempo para el descanso y mucho menos para el aburrimiento. La sesión, de unos 45 minutos, se divide en tres grandes bloques, “fusión de varios entrenamientos”, dice Javier Sánchez, entrenador del método Veevo.

 

“En primer lugar hacemos un entrenamiento funcional con ocho estaciones de material alternativo para elevar el nivel metabólico y tonificar toda la musculatura. Más tarde, ya con los guantes puestos, enseñamos técnica básica de boxeo para hacer cinco asaltos cada uno con su saco y basados en combinación de golpeos diferentes. Por último, bajamos la ambientación de la sala, y acabamos con estiramientos y meditación”, aclara.

 

El propietario del gimnasio, Alejandro Catalina, dice que el perfil mayoritario es el de jóvenes entre 25 y 40 años y muchas mujeres que se han animado “por lo divertido del método”. Catalina dice que además se ofrecen “entrenamientos personalizados con objetivos diferentes como pérdida de peso, aumento de musculatura o cualquier patología”. Además los que se sientan atrapados por el veneno del boxeo podrán hacer entrenamientos mucho más especializados en un ring y con un profesional de este deporte.

 

Chus García, otra de las entrenadoras especialistas, dice que en cada entrenamiento “sube mucho la adrenalina, las pulsaciones y alteramos el metabolismo para que cuando acabe la sesión se siga quemando grasas”, dice la entrenadora. Por el momento, es un entrenamiento muy novedoso en España, aunque Veevo ya prepara su desembarco en Barcelona. Desde el estudio se ofrece la posibilidad a cualquier interesado de asistir gratuitamente a la primera sesión, pero advierten: engancha.