Vecinos de Valladolid condenan el "uso de la fuerza" y el "abuso de autoridad" de la Policía

Solicitan la retirada de cargos para los detenidos y estudian pedir la dimisión del subdelegado de Gobierno.

La Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid ha expresado su repulsa por el "uso desproporcionado de la fuerza" y el "abuso de autoridad" ejercidos por las fuerzas de seguridad el pasado domingo durante los altercados ocurridos en las inmediaciones del restaurante 'La parrilla de San Lorenzo', dentro de una protesta contra las políticas del Gobierno con motivo de la celebración en la capital de la Convención Nacional del PP.

  

Asimismo, ha solicitado la retirada de cargos para los detenidos y planteará a las distintas asociaciones que la integran la petición de dimisión del subdelegado de Gobierno, Antonio Martínez Bermejo, por la actuación policial.

  

En un comunicado remitido a Europa Press, la Federación considera "indignante" que "con dinero de todo el mundo" las fuerzas de seguridad repriman "sin ninguna provocación" a personas que "ejercían su derecho constitucional de reunión-manifestación o libertad de expresión".

  

Asimismo, responsabiliza de un eventual "incremento de la tensión" en los actos de calle en la ciudad, que "habían sido absolutamente pacíficos hasta ahora", al Subdelegado del Gobierno, pues "con su antidemocrática decisión ha tensado los ánimos de gente que vive en el límite por los planteamientos de recortes sociales reiterados, personas que viven en el malestar social generado por el desempleo, el ataque a los servicios públicos, el incremento de las tasas y de los suministros domiciliarios", lo que da lugar, a juicio de las Asociaciones Vecinales, a que la ciudadanía "esté harta".

  

Por ello, ha mostrado su "solidaridad" con "todas las personas que han sido detenidas o golpeadas brutalmente con heridas de diversa consideración", una de las cuales se encuentra aún hospitalizada y en estado grave, al tiempo que ha llamado a "continuar apoyando a las personas que han sido reprimidas en todo acto que se convoque por cualquier entidad".

  

La Federación se ha puesto a disposición de las personas afectadas, tanto en materia de difusión a sus 10.000 asociados en Valladolid de las convocatorias de apoyo-solidaridad así como en el uso, si se considerara oportuno, de su sede como lugar de reunión.

  

Por último, ha llamado "a la insumisión, a las movilizaciones y a las actuaciones reivindicativas que sean necesarias convocar para defender los intereses de la gente".