Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Vecinos de Torrelago marcharán hasta el Ayuntamiento por la paralización del proyecto 'Cityfied'

Dicha asociación ha presentado demandas colectivas en el juzgado para impugnar los acuerdos del proyecto 'CityFied' y paralizar su ejecución mediante la petición de una medida cautelar.

Los vecinos de la urbanización de Torrelago de Laguna de Duero (Valladolid) marcharán este domingo, desde las 12.00 horas, por las calles del pueblo hasta el Ayuntamiento para pedir la paralización de la "estafa" del proyecto 'Cityfied', obra que "no han pedido, no la necesitan y no la quieren".

  

"Pretenden que la paguen y arriesguen (los vecinos) sus viviendas para servir de cobayas en el experimento que el Cartif quiere realizar", ha aseverado la Asociación Vecinal 'Torrelagopina' en el manifiesto que leerán en dicha concentración recogido por Europa Press.

  

Dicha asociación ha presentado demandas colectivas en el juzgado para impugnar los acuerdos del proyecto 'CityFied' y paralizar su ejecución mediante la petición de una medida cautelar. Estas demandas, según las mismas fuentes, ya han sido admitidas a trámite y fijadas las vistas para la medida cautelar, la primera de ellas para el día 24 de julio de 2014.

  

De esta manera los vecinos manifestarán su "rotunda oposición" a un proyecto "decidido, proyectado e impuesto" por empresas privadas y Ayuntamiento, para intervenir sobre viviendas particulares "sin la autorización legal" de sus propietarios.

  

Más de 1.000 vecinos ausentes, de los 1.488 que componen las comunidades, y 80 en contra de este proyecto, han sido el detonante del ambiente de "crispación y enfrentamientos" en los últimos meses, entre vecinos, empresas y Ayuntamiento, han explicado.

 

PROYECTO 'CITYFIED'

  

Las mismas fuentes han señalado el proyecto CityFied es un experimento de dimensiones "faraónicas", 48,6 millones de euros, cofinanciado, según "cuentan" las empresas impulsores del mismo, por la Unión Europea con 27 millones de euros a fondo perdido, para sustituir las calderas de gas por sistemas de biomasa.

  

Así, para Torrelago destinan ocho millones de euros de esta subvención y el resto de lo que aquí cuesta la obra, 16,5 millones de euros, según atribuye la Asociación a los impulsores, "ya que no hay otros presupuestos ni mediciones, ni planos ni nada para valorar" (8,5 millones de euros) lo tienen que pagar los vecinos, según ha aseverado la Asociación.

  

Cartif elige para su "experimento" a tres demostradores: Torrelago y otras dos ciudades, Lund (Suecia) y Soma (Turquía). En éstas los demostradores son edificios municipales y son socios del proyecto los consistorios, mientras que en el caso de Torrelago se trata de propiedades privadas, pero "aún así" el Ayuntamiento también es uno de los socios, consideran.

  

La condición indispensable para acceder a este tipo de subvenciones es que se ensaye el experimento en tres demostradores de tres países distintos de la unión europea. "¡Y eso somos para ellos, uno de sus demostradores quieren experimentar con nuestras viviendas y nadie se responsabilizará si el experimento sale mal!", ha lamentado.

  

Asimismo, la asociación vecinal ha criticado la falta de constancia de esa subvención europea, la "absoluta" opacidad y la "rotunda" negativa para acceder a información por escrito: en primera instancia, por alusión que tanto el proyecto como el contrato eran confidenciales, luego que lo tenía cartif, y en inglés, que se necesitaba el permiso de las empresas que forman el consorcio y, finalmente, porque la existencia de una demanda impide dar información.

 

CARTIF, EMPRESA COORDINADORA

  

Las mismas fuentes han explicado que Cartif es la empresa coordinadora del proyecto y la beneficiaria de la supuesta subvención europea, y que las comunidades "han formado" un contrato privado con Dalkia (empresa encargada del cambio de sistema de calefacción) y 3iA (recubrimiento de fachadas).

  

Según la asociación, la empresa 3iA "adelantaría" a la comunidad siete millones de euros que serían "devueltos" junto con los intereses a 20 años, que la amortización de la obra se realizaría con el supuesto ahorro. "Todo esto sin mostrar ni un sólo cálculo", ha puntualizado.

  

Asimismo, se planteó un proyecto conjunto para las dos comunidades, pero los presupuestos se realizaron individualmente en una y otra, con "total opacidad" para unos y otros, de modo que a día de hoy, "nadie ha logrado ver el proyecto en su conjunto".

  

"Por si esto no fuera poco", ha continuado, han pasado de una propuesta inicial de un "simple" cambio de caldera de gas por biomasa, "que ya era una locura tratándose de abastecer a 1.488 viviendas", a una obra que incluye la sala de calderas con tres calderas de biomasa y un silo de almacenamiento de astillas totalmente soterrados, con un muro pantalla a más de doce metros de profundidad, que "obligará a contar con un bombeo permanente de por vida", de las aguas provenientes del nivel freático, para evitar que las instalaciones se aneguen.

  

Además, la asociación vecinal ha criticado que la potencia que pretenden instalar de biomasa (tres Megawatios) "no llega ni a un tercio" de la potencia actual, por lo que "seguirán quemando gas y pagando" una obra que "ya no se sostiene y no encuentra justificación ninguna", que será necesario alimentar cada dos días mediante un camión de 24 toneladas.

  

Por este motivo, han cuestionado tanto la necesidad del proyecto como la responsabilidad de asumir los costes, ya que esta "falta de seriedad es intolerable e insultante". "Sencillamente no vamos a formar parte de este experimento arriesgando nuestras viviendas y comprometiéndonos a 20 años, máxime con estas empresas cuya valía técnica y solvencia económica, nos han demostrado, es más que dudosa".

 

PAPEL DEL AYUNTAMIENTO

  

En el mismo comunicado, la Asociación ha incidido en la "inactividad" del Ayuntamiento en todo este proceso, en el que es participe, además de como Administración tramitadora de las licencias municipales como socia del proyecto, algo que conlleva una "clara" responsabilidad.

  

Así, ha recordado que inicialmente el alcalde lagunero, Luis Minguela, estuvo presente "incluso" en la asamblea informativa de este proyecto a los vecinos, sin embrago no se expuso cuál era el papel del Ayuntamiento y qué garantías suponía para los vecinos, si es que el Ayuntamiento "avalaba" o era responsable de la ejecución material de esta obra.