Varios vecinos increpan a Óscar Puente por las reformas de Nicolás Salmerón

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, dialoga con un vecino descontento por las obras de la calle Nicolás Salmerón. J.P.

Un pequeño grupo de residentes se congregaron en la inauguración para hacerle ver al alcalde que la reducción a tan solo una vía de tráfico traerá atascos en la céntrica calle.

La situación era compleja. Óscar Puente y Manuel Saravia, alcalde y concejal de Urbanismo respectivamente, acudieron este viernes a la reapertura de la calle Nicolás Salmerón tras siete meses de interminables obras, gracias al retraso producido al encontrarse unos inoportunos escombros al excavar en la vía. Se trataba de un proyecto del anterior equipo de Gobierno del PP, pero Puente aseguró que quería estar ‘in situ’ para pedir disculpas a comerciantes y vecinos. ¿El problema? Que más de uno se lo tomó muy en serio.

 

“No sabéis lo que habéis hecho, ahora va a ser mucho peor. Se van a montar unos atascos de la leche”, aseguraba uno de los afectados ante el cambio, que incidía en que “cuando salga la gente de trabajar los atascos van a llegar hasta la Plaza Circular”. Lo cierto es que Nicolás Salmerón, una vez acabadas las obras, ha reducido de dos carriles a tan solo uno hasta llegar al cruce con la calle San Luis, donde pasa a tener tres.

 

Sin ningún problema, el alcalde se acercó para intentar razonar con el vecino en cuestión. “Vamos a ver cómo funciona, no tiene sentido que nos quejemos sin ver si va bien o no, estas cosas necesitan tiempo”, dijo Puente en actitud conciliadora. Acto seguido atendería a los medios y explicaría el suceso.

 

“Cuando una cosa se pone en marcha a veces genera contentos y descontentos, vamos a poner en marcha la calle y ver si las quejas están justificadas o realmente funciona”, incidió el primer edil, quien en todo caso explicó también que se trata de un proyecto del anterior equipo de Gobierno de Javier León de la Riva.

 

“Es un tema de tráfico que puede chocar al principio, pero que está estudiado”, resaltó por su parte Manuel Saravia, dando a entender que no tiene por qué haber mayores problemas con el tráfico.