Varios polideportivos municipales de Valladolid se resienten con las lluvias y el frío

El Tierno Galván tuvo que suspender partidos el pasado fin de semana por la condensación en el suelo y el Narciso Alonso Cortés se ha cerrado indefinidamente por goteras.

El frío y la lluvia de Valladolid no perdonan. Varios pabellones y polideportivos de la ciudad están sufriendo estos meses de invierno las inclemencias meteorológicas en sus propias carnes, de manera que se han tenido que suspender partidos escolares por resbalones en el suelo o por diferentes casos de goteras. Así lo han denunciado varias entidades deportivas, que se han encontrado de cara con un problema del que el Ayuntamiento ya es consciente... pero que debe solucionar.

 

“Somos conscientes de que hay instalaciones deportivas que han tenido un mantenimiento un tanto deficiente”, explica el concejal de Deportes, Alberto Bustos, a Tribuna. “Hasta ahora hemos estado viendo cómo poder invertir en estas instalaciones con goteras y otros problemas”, sigue el edil, antes de pasar a casos concretos.

 

“Este fin de semana hemos cerrado el Narciso Alonso Cortés, porque no estaba en condiciones de que los niños jugaran allí”. Efectivamente el pabellón situado junto al Paseo de Juan Carlos I se trata solo de uno de tantos que se ha visto afectado por la lluvia y por las filtraciones de agua. “Hasta que deje de haber condensación y el suelo deje de estar resbaladizo la hemos cerrado, pero es que es una pista que lleva en esas condiciones años”.

 

De esta manera el concejal de Deportes pone el punto de mira en el anterior equipo de Gobierno, del PP, dando a entender que faltó previsión y adecuación de estos recintos deportivos en el pasado. “Se tuvo que llevar a la gente a otros polideportivos y estamos viendo a ver cómo podemos acometer una reparación que no es sencilla. Cuando uno tiene un desconchón en el suelo se arregla rápidamente, pero cuando hay más de cien ya supone arreglar la pista entera”, dice, con tono serio. Pero no es el único caso.

 

EL TIERNO GALVÁN, AFECTADO

 

Y es que el polideportivo del Colegio Tierno Galván también tuvo que suspender la jornada del fin de semana por condensación en el suelo de la pista, al haber riesgo de resbalones. “Hace poco hicimos una pequeña inversión, así que este me extraña más...”, asegura Bustos, quien reconoce que pronto recibirá un informe pormenorizado del gerente de la Fundación Municipal de Deportes, Borja Lara.

 

“Hay que ver cuáles están con un mantenimiento deficiente. Se ha ido dejando y de repente cuando no se hacen las reparaciones a tiempo llegan los problemas gordos, cosa que se ve ahora. Es verdad que estamos teniendo quejas no de ahora, sino de no haber hecho las reformas necesarias durante años”, sigue Bustos.

 

“Por otra parte, trabajamos con la Junta de Castilla y León para que cedan las pistas de los institutos los fines de semana. Son de su competencia y ya nos hemos reunido para decirles que no podemos tenerles cerrados y con chavales buscando pabellones. Este año ha habido un aumento de casi quinientos chavales nuevos para deporte escolar”, concluye, para justificar una posible apertura. Por ahora, habrá que esperar.