Vargas Llosa e Isabel Preysler... ¿crisis duradera?

Vargas Llosa comenzaría a echar de menos la presencia de Isabel Preysler en los distintos actos culturales en los que participa. El último al que tuvo que acudir solo fue su nombramiento como doctor Honoris Causa por la Universidad de Burgos, ni rastro de Isabel.

Un año y medio después de comenzar su relación parece que Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa han vivido su primera gran crisis. Como desvela La Otra Crónica de El Mundo, el premio Nobel no estaría muy contento con las últimas actuaciones de su pareja.

 

"Mario comienza a estar decepcionado con Isabel", aseguran amigos del peruano al suplemento. Vargas Llosa comenzaría a echar de menos la presencia de Isabel Preysler en los distintos actos culturales en los que participa. El último al que tuvo que acudir solo fue su nombramiento como doctor Honoris Causa por la Universidad de Burgos, ni rastro de Isabel.

 

Aunque la reina de corazones ha estado acompañándole durante la presentación de su nueva novela en Argentina y España, últimamente sí ha dejado más a un lado las citas académicas de su pareja. Además, según relata LOC su viaje a Estocolmo donde le fue concedido el Honoris Causa por la universidad de la capital sueca acabó en una gran discusión.

 

Todo vendría a raíz de los deseos de Isabel de alojarse en el Gran Hotel de la ciudad, mientras Mario ya habría aceptado la invitación del embajador español para dormir en su residencia. "A Isabel eso le aburre y Mario estaba acostumbrado a Patricia, quien, además de viajar con él, organizaba su agenda, la maleta, los compromisos", explica un amigo del escritor a LOC.

 

Este cambio habría provocado una primera crisis que no se hizo latente en la última intervención de Isabel Preysler. La madre de Enrique Iglesias dejó claro que, aunque no tenga prisa por casarse, el escritor ya le ha pedido matrimonio: "Espero que sea una boda por sorpresa". ¿Conseguirán Mario e Isabel salvar las distancias?