Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Van Gogh, más presente que nunca 125 años después de su muerte

Foto: Europa Press

Aprovechando su 125 aniversario, la Fundación Europea Van Gogh, en colaboración con otras 30 organizaciones, honorará al artista holandés bajo el lema '125 años de inspiración'.

Tal día como hoy, hace 125 años, murió uno de los grandes maestros de la pintura, Vincent Van Gogh. Considerado por muchos como el máximo exponente del postimpresionismo, Van Gogh se quitó la vida en Francia en 1890. Sus 37 años de existencia estuvieron llenos de altibajos y capítulos turbios y oscuros, aunque eso no le impidió desarrollar su talento. Un arte que no le fue reconocido en vida, pero que sí le permitió pasar a la historia como uno de los pintores más afamados de todos los tiempos.

 

Aprovechando su 125 aniversario, la Fundación Europea Van Gogh, en colaboración con otras 30 organizaciones, honorará al artista holandés bajo el lema '125 años de inspiración', para destacar su importante papel como fuente de inspiración durante estos años y el hecho de que su trabajo y creatividad sigan estando muy presentes.

 

Para ello, se organizarán actividades a lo largo del año en varias ciudades de Holanda, Bélgica, Francia, Inglaterra y España a través de exposiciones, eventos culturales, aplicaciones digitales y también la creación de un carril bici inspirado en su obra.

 

Repasamos algunas cosas que deberías saber sobre Vincent Van Gogh:

 

SU POSTIMPRESIONISMO    

 

Van Gogh es considerado como uno de los padres del postimpresionismo. Tal y como fue típico en aquel período, entre 1885 y 1905, utilizaba colores oscuros para contornear sus figuras, especialmente en sus pinturas francesas. Otros postimpresionistas del momento fueron Paul Gauguin, Paul Cézanne o George Seurat.

 

VENDÍA SUS PINTURAS

 

Contrariamente a los que se piensa de Van Gogh, el pintor sí realizó muchas obras para venderlas. Un ejemplo lo encontramos en La Vigne Rouge (1888), una obra que se expuso en Bruselas y se vendió por 400 francos a una artista belga, Anna Boch. La pintura terminó en una colección rusa que fue incautada por el mismísimo Stalin en 1918. Actualmente se encuentra en el Pushkin Museum en Moscú.

 

MUY CERCANO A SU HERMANO

 

Theo, el hermano menor de Vincent, fue siempre su protegido. Los dos mantenían una relación muy estrecha, de hecho, cuando Vincent murió, Theo cayó en una profunda depresión. El pequeño de los Van Gogh sufría sífilis y la muerte de su hermano hizo que su deterioro fuese mucho más rápido. Theo murió en 1891 a la edad de 33 años y su mujer decidió enterrarlo junto a su hermano. "Ellos descansan juntos en el pequeño cementerio de los campos de maíz en Auvers", escribió.

 

EL MISTERIO DE LA OREJA

 

Nunca ha estado del todo claro cómo Vincent perdió su famosa oreja. Unos decían que el mismo se la cortó en un ataque de locura, mientras que otros aseguraron que fue su amigo Paul Gauguin quien lo hizo. Según esta segunda versión los dos pintores tenían una relación un tanto tormentosa y según cuentan, Van Gogh en una pelea, intentó evitar que Gauguin saliese de su casa y este le arrancó la oreja con su sable. 

 

¿SE SUICIDÓ?   

 

Otra de las grandes incógnitas de la vida de Van Gogh es si el pintor realmente se suicidó. El artista se disparó a si mismo, supuestamente, y murió unos días después. Sin embargo algunos investigadores, llegaron a la conclusión de que fueron dos jóvenes que le venían hostigando desde hacía tiempo quienes realmente le mataron. Además esta teoría se apoya también en el hecho de que Vincent no dejase ninguna nota de suicidio.

 

EL CUADRO MÁS CARO   

 

El cuadro más caro de Van Gogh es el Retrato de Dr Gachet, que se vendió por 82,5 millones de dólares (65,8 millones de euros). El cuadro se vendió en 1990 al japonés Ryoei Saito. Otra de sus pinturas más caras fue Vasija con Amapolas Rojas (1886) que se vendió por 61,8 millones de dólares.

 

VAN GOGH... ¿ENAMORADO?   

 

Vincent nunca se casó pero por lo que se sabe sí se enamoró un par de veces. Uno de sus grandes amores fue Caroline Haanebeek, una amiga de la familia. En Londres, el pintor se volvió a enamorar de una joven de 19 años, la hija de su casera, que siempre se opuso a su relación. También es conocido su amor por Kee Vos, su prima, otra relación a la que sus padres se opusieron rotundamente.