Valladolid y León piden agilizar los trámites de la A-60 para que en 2019 estén "las máquinas trabajando"

Jesús Julio Carnero y Juan Martínez Majo, antes de firmar el protocolo en Mayorga.

Los presidentes de la Diputación de León y Valladolid, Juan Martínez Majo y Jesús Julio Carnero, han firmado en Mayorga un protocolo de actuación conjunto en la que exigirán al Gobierno la agilización del proyecto de la autovía.

Las diputaciones de León y de Valladolid exigirán al Gobierno de España que agilice los trámites de la licitación del proyecto de la Autovía A-60 Valladolid-León que ya contempla el Presupuesto General del Estado, para que “a final de legislatura, en el año 2019, puedan estar las máquinas trabajando”, ha asegurado gráficamente el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero.

 

Ambas diputaciones, representados por sus dos presidentes y algunos diputados provinciales, han firmado un protocolo de colaboración que incluye proyectos en materia de promoción cultural y turística, impulso de los productos agroalimentarios, emprendimiento, además de el intento de captar financiación para proyectos de cooperación a través de fondos europeos.

 

Carnero ha explicado que las comunicaciones son “fundamentales” y en concreto se ha referido a la Autovía León-Valladolid para “vertebrar” ambas provincias. Las dos diputaciones presentarán en pleno una misma moción en la que urgen al Gobierno “sea cual sea”, ha puntualizado el máximo mandatario de la institución provincia de León, Juan Martínez Majo, a “agilizar los trámites en la licitación del proyecto” entre Villanubla-Santas Martas.

 

El presidente de la Diputación de Valladolid ha recordado que en el presupuesto de 2016 existe una partida de 720.000 euros para la redacción del proyecto y en 2017, otra de 960.000 euros. Carnero ha explicado que la redacción del proyecto “como mínimo” tendrá una duración de entre 18 y 24 meses, por lo que en 2019, “podrían estar trabajando las máquinas”. No obstante, ha insistido que “hay que hacer la casa por los cimientos y no por el tejado”. “Sin proyecto, no hay obras; sin obras, no hay autovía”.

 

Preguntado por la provisionalidad del Gobierno, ambos presidentes no han querido concretar si esta eventualidad puede producir un retraso en la licitación de los proyectos. No obstante, en su demanda, piden que se agilice. “Si puede ser en junio, mejor que en septiembre”, ha concluido Carnero.