Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Valladolid y China, más cerca que nunca gracias al acuerdo con Chinese Friendly International

BORIS GARCÍA

La ciudad se promocionará en el país oriental por medio de un convenio que durará tres años, con el objetivo de potenciar la oferta turística.

Valladolid y China se distancian una de otra miles y miles de kilómetros, pero desde este miércoles se encuentran un poco más cerca. ¿Por qué? Pues porque el Ayuntamiento ha firmado, a través de la Sociedad Mixta para la Promoción del Turismo de Valladolid, un convenio para formar parte de la Red de Ciudades Chineses Friendly Internacional.

 

De esta manera, la capital vallisoletana contará con diferentes promociones en el país oriental y, a cambio, el Consistorio se compromete a desarrollar acciones para que aquellos turistas que puedan llegar “se sientan como en casa”, tal y como ha explicado el alcalde Javier León de la Riva, como adaptar lugares turísticos al idioma chino o concienciar a los trabajadores de estos lugares de la importancia del buen trato con estos viajeros. Un acuerdo que durará tres años, con posibilidad de prorrogarse si ambas partes están de acuerdo cuando concluya.

 

“Como sabe todo el mundo, China se trata a día de hoy de uno de los grandes referentes del turismo a nivel mundial”, ha arrancado el primer edil en la presentación y firma del convenio, escoltado de la concejala de Turismo, Mercedes Cantalapiedra y el presidente de Chinese Friendly, Kurt Gröstch.

 

“En la última década, el número de turistas chinos en España ha crecido exponencialmente, y además no se trata de un turismo de playa y sol, sino de uno cultural, de manera que ahí juega una baza importante la ciudad de Valladolid”, ha seguido el alcalde.

 

Efectivamente, en 2012 China ya gastó 102 millones de dólares en viajes internacionales, de manera que 83 millones de viajeros aprovecharon para conocer un país desconocido. Por si fuera poco, para 2020 la Organización Mundial del Turismo espera que sean 100 millones los turistas chinos que viajen al extranjero cada año.

 

“El objetivo, en definitiva, es incrementar el número de visitantes chinos, que vengan, se sientan como en casa y parte de la ciudad, para que regresen satisfechos y propicien que vengan otros turistas. Se dice que por cada visitante satisfecho, hay diez que potencialmente pueden venir en el futuro”, ha proseguido el alcalde.

 

¿Qué recibirá Valladolid a cambio en China? Fácil. Promoción, campañas de divulgación y un mejor posicionamiento de la ciudad en el país oriental, de manera que, según ha insistido De la Riva, “Valladolid se vea como el destino turístico atractivo que es”.

 

Cabe recordar en este sentido que hace unos meses el propio alcalde realizó una visita al ‘gigante asiático’, país del que ha dicho que “hasta veinte ciudades querían hermanarse con Valladolid” cuando estuvo allí. Y es que ahora Valladolid y China están más cerca que nunca.