Valladolid Toma La Palabra quiere rejuvenecer la plantilla del Ayuntamiento

Los integrantes de Valladolid Toma la Palabra en rueda de prensa.

VTLP aboga también  por recuperar condiciones del empleado público, completar la plantilla y retomar la negociación.

La candidatura Valladolid Toma la Palabra (VTLP) ha abogado por recuperar las condiciones del empleado público, completar y rejuvenecer la plantilla municipal y retomar la negociación y el acuerdo con los trabajadores de la Institución local.

  

Éstas son algunas de las propuestas articuladas en seis puntos que Toma la Palabra ha incorporado a su programa tras reunirse el pasado lunes con representantes de todas las secciones sindicales de empleados municipales.

  

El primero de estos puntos hace referencia a "valorar el trabajo de los empleados públicos", el cual se funda en "principios éticos y reglas de comportamiento" de acuerdo con una "cultura de lo público" que el cabeza de lista de la candidatura, Manuel Saravia, se ha comprometido a "impulsar" y "garantizar".

  

En segundo lugar, VTLP propugna, con carácter general, "completar y rejuvenecer" la plantilla, ya que la actual "tasa cero de reposición" ha generado "desequilibrios y disfunciones", así como un "envejecimiento general" de la media de trabajadores, circunstancia que Saravia ha tildado de "grave" en el caso concreto de Bomberos o Limpieza -donde ronda los 50 años-.

  

Por ello, Toma la Palabra ha propuesto "sacar progresivamente a concurso todas las plazas que existen en oferta pública pendiente" y que "están presupuestadas", de manera que "no tendrían un coste adicional para el Consistorio".

 

En este sentido, Manuel Saravia ha acusado al actual equipo de Gobierno de no convocarlas para "poder presentar superavit a final del ejercicio" y ha asegurado que "se está incumpliendo la normativa vigente", ya que el Estatuto Básico del Empleado Público señala un plazo de tres años para ejecutar las ofertas de empleo público, de acuerdo con las explicaciones del candidato.

  

Asimismo, ha tachado de "anecdótica" la oferta de nueve plazas de Policía Municipal y ha recordado que en el conjunto de la Administración local se ha pasado de 164 vacantes sin ocupar en 2011 a 258 en 2013.

  

En tercer lugar, Saravia ha apostado por imponer "racionalidad, imparcial y legalidad" en la actuación de los servicios públicos municipales, cuya labor ha de ser "jerarquizada y coordinada", así como "rápida y precisa", para lo cual ha planteado "revisar el equilibrio interno de las plantillas". En el ámbito concreto de la de la Policía Municipal, ha propuesto una "revisión del horario de trabajo" a fin de "acondicionarlo a las necesidades de la ciudad", como es el caso de los fines de semana, donde "hay muy poco personal".

 

REDUCIR LA TEMPORALIDAD

  

Por su parte, la número dos de la candidatura, María Sánchez, se ha comprometido a "reducir la temporalidad y provisionalidad" de los empleados municipales, dado que la falta de convocatoria de plazas se ha subsanado en los últimos años mediante "nombramientos provisionales" que "se alargan en el tiempo por periodos extraordinarios extensos", al hilo de lo cual ha asegurado que "hay contratos de obra y servicio que llegan en vigor 20 años" a pesar de su carácter temporal.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, Sánchez también ha apostado por aplicar mecanismos de promoción que supongan "incentivos" al empleado público en su labor y por "reducir al mínimo los puestos de libre disposición y eliminar los asesores personales".

  

El quinto punto presentado por Toma la Palabra se basa en "la negociación y el acuerdo" a la hora de tratar desde la Administración con el trabajador municipal, ya que, a su juicio, actualmente la falta de acuerdo ha llevado a una "judicialización" de "todas las discrepancias", como en el caso reciente de Auvasa.

  

En último lugar, VTLP se ha comprometido a "recuperar las condiciones laborales alcanzadas en años precedentes" y "agradecer el esfuerzo realizado por los empleados públicos", víctimas de recortes salariales "en torno al 30 por ciento". Además, María Sánchez ha planteado la posibilidad de "sondear el teletrabajo, la flexibilidad horario y la conciliación", así como "garantizar las condiciones de igualdad" en materia de salario entre funcionarios y personal laboral, y entre hombres y mujeres.

  

Sánchez ha llamado a "no continuar con la desinversión en servicios públicos" que "aboca a la externalización", lo cual conlleva "peores condiciones laborales de los trabajadores" que "repercute en la calidad de esos servicios".

  

Tal como ha señalado el número cinco de la candidatura de Toma la Palabra, Pablo Gerbolés, al encuentro mantenido con los representantes de los trabajadores municipales seguirá otro en el mes de mayo para "debatir criterios y requerir nuevas propuestas".