Valladolid Toma la Palabra mira hacia las personas en riesgo de exclusión social con diferentes propuestas

Pablo Gerbolés, María Sánchez, Manuel Saravia y Alberto Bustos. ALBERTO MINGUEZA

El partido que aglutina a Izquierda Unida y Equo propone un Plan Integral contra la pobreza y exclusión social en Valladolid. 

Estas han sido algunas de las propuestas expuestas por su cabeza de lista a la Alcaldía de Valladolid, Manuel Saravia, que también anuncia la creación de una 'oficina de derechos' para informar y asistir a los ciudadanos en esta materia y un bonobús social debido al "elevado precio" que tiene este servicio público en la ciudad.

 

Estas son algunas de las medidas que se incluyen dentro del plan de choque que propone el partido a "causa de la creciente situación de pobreza y exclusión social" que afecta a más de un cuarto de la población, motivo por el que la coalición se compromete a incrementar al menos un 30 por ciento el conjunto del presupuesto municipal en materia de Acción y Bienestar Social.

 

La número dos en la lista de VTLP, María Sanchez, ha explicado que, según señala un estudio realizado por Caritas, hay 85.000 personas en Valladolid afectadas, en diferente grado, por la exclusión social, de las cuales 15.000 están inmersas en la pobreza, situación que ha calificado de "problemática" ya que los recortes sociales han llevado a las personas a vivir "al límite" por las complicaciones que se les presentan para llegar a fin de mes.

 

Sánchez ha explicado que las políticas sociales ya no son un asunto de minorías sino que se ha producido un cambio de perfil debido a que muchas personas que, hasta hace poco, vivían en situación de "cierta comodidad", ahora se han visto abocadas a necesitar la ayuda de las administraciones públicas o de las redes de apoyo para alcanzar o acercarse a unas "mínimas condiciones de vida digna".

 

REDUCCIÓN DE 3 MILLONES DE EUROS

 

Por otro parte, Manuel Saravia ha acusado al Ayuntamiento de Valladolid de haber reducido en 3 millones de euros la "inmensa mayoría" del las subvenciones y convenciones con las asociaciones sociales, así como de haber dejado en manos de empresas privadas la gestión de la mayor parte de estos servicios y atenciones sociales, las cuales, según ha calificado el candidato a la Alcaldía, manifiestan en muchos casos una clara "actitud de dejadez".

 

Por estos motivos, VTLP ha insistido en que el primer día de mandato, si gana las elecciones, se convocará a todas las instituciones que trabajan en este ámbito social para crear un plan que se ajuste a la situación general y particular de la sociedad, promesa que se compromete a cumplir durante los tres meses siguientes.

 

Entre los propósitos de esta formación se sitúa la creación de un Bono-Bus social como fórmula para aplicar de forma "justa" los precios públicos ya que, según ha señalado el tercero de la lista, Alberto Bustos, no todas las personas "viven las mismas circunstancias" y muchas de ellas "padecen problemas económicos y no pueden permitirse este gasto".

 

Por otro lado, su programa se centrará en la permanente coordinación para asegurar un "adecuado" diagnóstico de la realidad social y la respuesta que ante ella se ofrece para lo que se dedicará, al menos, un 30 por ciento más de presupuesto a estas medidas, lo que significará seis millones y medio de euros más.

 

La coalición ha señalado que los Servicios Sociales municipales sufren un exceso de burocracia ya que las tareas de los trabajadores se encuentran dificultadas por un "farragoso entramado" que limita su relación directa con la realidad de las personas sobre las que se desarrolla su intervención.

 

OFICINA DE DERECHOS

 

Con el fin de solucionar esta situación, VTLP pondrá en marcha una 'oficina de derechos' en la que un conjunto de profesionales hará valer los derechos en una labor de ayuda y acompañamiento a la ciudadana para incrementar la información y la orientación sobre estos aspectos.

 

VTLP ha criticado que las políticas municipales se han centrado en su mayoría en acciones paliativas de carácter fundamentalmente "asistencialista y benéfico" por lo que considera fundamental no dejar de lado el trabajo de educación, la prevención y la promoción.

 

Por este motivo, la coalición se compromete a incorporar ocho trabajadores sociales como refuerzo para la gestión de las acciones propias de la aplicación de la Ley de Dependencia, así como 10 animadores y educadores sociales para encargarse de las tareas de prevención, promoción, desarrollo comunitario y fomento de la participación.

 

EMPLEO Y POBREZA COMO PRIORIDADES

 

El empleo también ha estado presente en esta reunión, materia en la que el partido ha apostado por la aplicación "real" de las medidas ya aceptadas por el Ayuntamiento, entre las que se encuentran programas formativos remunerados en la misma línea que los que serían los "talleres de formación" para jóvenes pero destinados a la población en riesgo de exclusión social.

 

Además, se ofrecerán itinerarios laborales, servicios que ya existen, pero que la coalición diseñará e implementará ajustándose a la situación particular de cada uno para facilitar la búsqueda de empleo.

 

VTLP ha concluido como prioridades fundamentales la puesta en marcha de acciones específicas contra la pobreza energética para no permitir que ninguna persona en Valladolid tenga carencia de agua, luz o gas; además abordarán la pobreza infantil para no consentir la malnutrición de los más pequeños; a lo que se ha sumado la facilitación del acceso a la vivienda mediante la fomentación del alquiler sociales a partir de un parque público de viviendas.