Valladolid Toma la Palabra dará un empujón al comercio de proximidad si llega a la alcaldía

Pablo Gerbolés, Alberto Bustos, María Sánchez y Manuel Saravia, en la plaza de Fuente Dorada. ALBERTO MINGUEZA

Han mantenido numerosas reuniones con asociaciones y colectivos del sector donde se han valorado diversas cuestiones como el empleo o los horarios.

El candidato de Valladolid Toma la Palabra (VTLP) a la Alcaldía, Manuel Saravia, y la número dos, María Sánchez, han presentado este sábado su propuesta de impulsar un plan integral para el comercio local y de proximidad en el que se recoge limitar las grandes superficies comerciales.

 

Saravia ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que se han mantenido numerosas reuniones con asociaciones y colectivos del sector del comercio donde se han valorado diversas cuestiones como el empleo, el servicio prestado, la cultura del consumo, el comercio desde el punto de vista urbanístico, la movilidad, la seguridad, las relaciones metropolitanas, los horarios, la nuevas formas de e-comercio y los formatos.

 

Por ello, Saravia ha asegurado que se trata de analizar y abordar las políticas comerciales "dentro del conjunto de las políticas municipales" al tiempo que ha reconocido que existe un desequilibrio entre el pequeño comercio y las grandes superficies que ha llevado, incluso, "a un vaciamiento del centro".

 

A este respecto, el candidato de VTLP también ha subrayado que existe un proceso cultural "en el que se infravalora el espacio de comercio tradicional en beneficio de las grandes superficies" además de que existe "el peligro" de que se forme lo que se llama "desiertos comerciales o de alimentación".

 

Por ello, desde VTLP se ha elaborado un plan integral en el que, tal como ha explicado María Sánchez, se incluye la limitación de más centros comerciales de los que ya existen para lo que se "negociará" con los municipios del entorno, además de que se garantizará un "mínimo de servicio comercial en todos los barrios".

 

Otra de las medidas recogidas en este plan es diseñar una estructura "de recorridos e itinerarios, creando entornos agradables" alrededor del comercio local y de proximidad "que lo haga atractivo" para el consumidor además de que desde el Consistorio se  impulsará una red de reparto a través de vehículos eléctricos y se modificarán los recorridos del transporte público de forma que se potencie su uso para acercar a los compradores a los establecimientos.

 

Otra de las ideas de VTLP es apoyo al comercio tradicional con ferias y campañas promocionales, además de que se diseñará un plan cultural de "apreciación" del pequeño comercio así como la promoción de productos locales.