Valladolid todavía no viste al estilo 'vintage'

Quimono japonés de Sister Birkin. FÁTIMA GUTIÉRREZ

El Salón de Tendencias Vintage que se está celebrando en Valladolid este fin de semana no recibe la afluencia esperada. La moda, cosmética, juguetes y decoración vintage no parecen estar muy asentadas. 

La música de ABBA o Nirvana y un Cadillac descapotable azul clarito dan la bienvenida a los visitantes del segundo Salón de Tendencias Vintage que se organiza en Valladolid. Los veintiséis expositores, colocados unos al lado de otros, evocan la zona de tiendas de unas galerías del pasado.

 

En primer lugar encuentras una muestra de decoración de hogar, con telas preciosas para hacer patchwork. Justo enfrente puedes comprar los juguetes más bonitos de la niñez, desde las muñecas recortables, pasando por las o los coches de carrera.

 

La cosmética de Mary Kay convive con un puestecito de joyas de época y colinda con un expositor de quimonos de los años 20. La variedad de productos que se puede encontrar en la feria vintage es infinita, desde vestidos de seda y chaquetas de lentejuelas, pasando gafas de madera y relojes, hasta llegar a los zapatos y tocados para fiesta.

 

Una Vespa o una Harley Davidson ponen el punto motero a una edición donde las ganas y la ilusión de Cristina&Co, organizadora del evento, no parecen ser suficientes. El Salón de Tendencias Vintage no ha recibido la afluencia esperada en lo que va de fin de semana. No obstante, se espera que este domingo, 18 de mayo,  la asistencia aumente y permita poner el broche final a un encuentro vintage muy romántico. 

Noticias relacionadas