Valladolid, terremoto culinario en el epicentro gastronómico de Madrid Fusión

Diez restauradores vallisoletanos ofrecen el almuerzo de clausura del congreso gastronómico más importante de Europa, dando de comer a más de 300 conocidos invitados y periodistas especializados.

Un año más, y ya van ocho, los fogones de Valladolid se han hecho imprescindibles en la clausura de uno de los congresos gastronómicos más importantes de Europa: Madrid Fusión. Diez cocineros Vallisoletanos se han encargado de servir el almuerzo que ha puesto punto y final a la decimotercera Cumbre Internacional Gastronómica.

 

Más de 300 invitados, la mayoría prensa especializada y algunas caras muy conocidas, han dado buena cuenta de las tapas, los guisos y el lechazo, que no ha podido faltar, en este suculento menú que ha conquistado los paladares de los presentes.

 

La Criolla se ha desmarcado con un escabechado de lechazo churro, El Balcón de las Médulas ha presentado una tosta de lacón con quesos de Valladolid, almendras e higos agridulces y el restaurante Ángela ha servido unos pucelitos y postales de Valladolid. Mucho han gustado las populares croquetas del Ceyjo o el ravioli crujiente de gallo de corral de La Garrocha.

 

No han faltado los potajes como el de garbanzos del restaurante María o unas buenas lentejas terracamojnas guisadas por Campogrande. Los Zagales ha servido Bartolillo de crema y el restaurante Auqrium-Sabores se ha presentado con unas milhojas de queso churro y miel castellana. El toque dulce lo han puesto los bombones de vino de Valladolid y el turró de azahar de Da Silva Gastronomía.

 

Y si diez restaurantes han puesto el menú con cerca de 4.200 raciones, catorce bodegas asociadas a la oficina de Enoturismo de Valladolid lo han regado con buenos vinos, que han disfrutado los periodistas Carlos Herrera y Antonio Jiménez, los cocineros Alberto Chicote y Susi Díaz, del concurso televisivo Top Chef, en el que participó el vallisoletano Javier García Peña, quien también se daba cita en el almuerzo y presumía de los productos de su tierra.

 

El actor y gran experto gastronómico Juan Echanove se chupaba los dedos con el asado de lechazo churro, Tampoco faltaban otras caras conocidas como el ilusionista Anthony Blake o el presidente de la Real Academia de la Gastronomía, Rafael Anson. Más tarde se incorporaban los chefs y Sergi Arola y Pedro Subijana.

 

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva acompañado por la concejal, Mercedes Cantalapiedra, y el presidente en funciones de la Asociación de Hosteleros, Desiderio Esteban, ha cumplido su papel de anfitrión recibiendo a los invitados más VIP. De la Riva decía que Madrid Fusión es "el acontecimiento gastronómico más importante de Europa" y "una vez más Valladolid va a servir la mejor comida del congreso".

 

 "Llevamos muchos años ofreciendo el almuerzo de clausura porque así nos lo pide la organización" y recordó que "a rebufo nuestro han venido otras ciudades de la Comunidad como Burgos y Salamanca, aunque estoy seguro que, sin desmerecer a nadie, hoy les vamos a volver a ganar por goleada, como cada vez que Valladolid organiza algo en torno a la gastronomía", decía el regidor, quien con una sonrisa irónica aseguraba que en 2016 volverá a este acontecimiento.

 

Por su parte, desde la Asociación Provincial de Hostelería se recuerda "la importante apuesta" que supone participar en Madrid Fusión y que "tiene su retorno en publicidad habitada cuenta del esfuerzo económico que se hace". Madrid Fusión termina después de tres días culinarios muy intensos y lo hace con un buen sabor de boca: el que han proporcionado los fogones vallisoletanos. Un terremoto de sabor en el epicentro de la cocina mundial.  

Noticias relacionadas