Valladolid tendrá que esperar para volver a ver a uno de los suyos con la selección

Coque, Cardeñosa, Llorente, Minguela, Fonseca, Eusebio, Baraja y Escudero. Montaje: J.A.G.

Sergio Escudero no disputó ni un minuto en los dos encuentros que ha jugado la selección española.

Julen Lopetegui hizo las delicias del fútbol vallisoletano con la convocatoria de Sergio Escudero para los compromisos de la selección española ante Macedonia e Inglaterra. El nuevo técnico sigue probando y premiando a los jugadores que mejor lo vienen haciendo, como es el caso del lateral que milita en el Sevilla.

 

Tras la victoria de España en el partido de clasificación para el Mundial de 2018 frente a Macedonia, cabía la posibilidad de que Escudero se estrenase con el combinado nacional en el amistoso de este martes ante Inglaterra, que ha finalizado con empate a dos goles. Pero en ninguno de los dos encuentros ha tenido minutos, ya que en el primero fue uno de los descartes y en el segundo el seleccionador no le dio entrada desde el banquillo.

 

De esta manera, Rubén Baraja sigue siendo el último vallisoletano que vistió la roja. Antes llegó el turno de Gerardo Coque, quien fue el primero y al que le siguieron Cardeñosa, Fonseca, Paco Llorente y Eusebio.

 

Baraja la defendió por última vez el dieciséis de noviembre de 2005, en el partido correspondiente a la vuelta de la repesca de la clasificación para el Mundial de 2006 frente a Eslovaquia, que finalizó con empate a uno. En aquella ocasión, jugó los 90 minutos de un encuentro sin historia, ya que en la ida España goleó (5-1) a su rival en el Vicente Calderón.

 

También cabe destacar otros jugadores que no son vallisoletanos de nacimiento, pero sí de nacimiento, como es el caso de Luis Mariano Minguela, que actualmente es el diputado provincial de Juventud, Deportes y Consumo. Otro de los casos es el del ceutí Rafa Lesmes, que falleció en la capital del Pisuerga. Ambos pertenecieron al Real Valladolid y jugaron en el primer equipo; algo que, de momento, no aparece en el palmarés de un Sergio Escudero que tuvo que salir para crecer.

Noticias relacionadas