Valladolid también baja el telón este jueves al V Centenario de Santa Teresa

El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, pondrá fin con una misa en Ávila a la conmemoración, que ha supuesto 166 actividades en 27 localidades de la provincia desde febrero.

Se acabó, el telón se echa abajo este jueves 15 de octubre, día en que, con la festividad de Santa Teresa de Jesús, se dan por finalizados los actos para celebrar los 500 años del nacimiento de la abulense, que tanta trascendencia tuvo en vida en Castilla y León y en la provincia de Valladolid. De esta manera será el arzobispo de Valladolid, cardenal y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, quien tenga el honor de clausurar las actividades que han tenido lugar en toda la región con la celebración de una misa en la Catedral de Ávila, punto neurálgico del buen hacer de la santa.

 

Pero a pesar de no ser Valladolid su lugar de residencia más emblemático, lo cierto es que Santa Teresa dejó mucha 'huella' (término usado para promocionar varias rutas que realizó por la región) en la ciudad y en el resto de la provincia, concretamente en Medina del Campo.

 

Música, actuaciones teatrales y caminos, entre otras tantas, han sido las actividades realizadas por muchos vallisoletanos para conmemorar el V aniversario. Sin ir más lejos, desde el pasado mes de febrero Valladolid capital ha celebrado hasta 41 actividades, mientras Medina del Campo, Montemayor de Pililla, Simancas o Peñafiel, entre otros tantos lugares, han sido testigos de estas celebraciones que terminarán después de un año mágico este jueves.

 

CONVENTOS DE SANTA TERESA

 

Y es que es evidente que las diferentes actuaciones que realizó Santa Teresa en vida han tenido gran repercusión en Valladolid. La ciudad es uno de los diecisiete lugares en los que fundó un convento, de manera que, cinco siglos después, el espacio con su mismo nombre situado en el barrio de La Rondilla, cuarta fundación de la Santa en Valladolid, sigue a día de hoy en pie.

 

De hecho, ahí se siguen manteniendo impertérritas las monjas de clausura que continúan guardando el lugar, en silencio solemne. Una parte importante de las actividades que han tenido lugar en la ciudad en todos estos meses ha estado directamente vinculada a este convento, donde se conservan varios tesoros que dejó Santa Teresa allí.

 

¿Y cuáles son? Un retablo con la pintura de un Ecce Homo del siglo XVI, mandado por la propia Santa, la ermita con su nombre, la celda que utilizaba durante sus estancias en Valladolid y, el súmmum, el segundo manuscrito que redactó de su propio puño y letra la Santa de 'El camino de las Perfecciones' (1562-1564), que se conoce como el Códice de Valladolid.

 

Fueron muchos los pasos de la santa por la ciudad y siempre, o casi siempre, optaba por hospedarse en el mismo convento que ella misma había fundado. Hace casi un año Tribuna de Valladolid tuvo posibilidad de acceder al lugar, pese a ser de clausura. ¿Quieren verlo? Pues pulse el play.

BORIS GARCÍA