Valladolid superó los niveles de dióxido y ozono durante 122 días en 2015, según ecologistas

Imagen de la ciudad de Valladolid. / Foto: BORIS GARCÍA

Alertan de que se superaron los niveles de dióxido de nitrógeno y ozono recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya que durante 122 días la ciudadanía soportó una mala calidad del aire.

Ecologistas en Acción ha advertido de que Valladolid superó, en el año 2015, los niveles de dióxido de nitrógeno y ozono recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya que durante 122 días la ciudadanía soportó una mala calidad del aire.

  

Según los datos extraídos tras la evaluación de la información recogida en las siete estaciones de las redes de control de la contaminación atmosférica del Ayuntamiento de Valladolid y de la central térmica de Michelín a lo largo del año 2015, así como de una de las tres propiedad de Renault, la ciudad y las localidades de su entorno soportaron en uno de cada tres días una contaminación atmosférica que "daña" la salud de sus 400.000 habitantes, según informan fuentes de esta organización ecologista en un comunicado recogido por Europa Press.

  

De este modo, y de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se obtiene que las cuatro estaciones que durante 2015 midieron partículas de tamaños inferiores a 10 micras (PM10) y a 2,5 micras (PM2'5) superaron las recomendaciones sanitarias diarias de la OMS, establecidas respectivamente en 50 y 25 ug/m3 -microgramos por metro cúbico- como media diaria.

  

A pesar de ser los más altos desde 2011, por circunstancias meteorológicas, estos niveles y los del resto de contaminantes se encuentran dentro de los límites que no deben superarse, según la legislación europea y española, que se ha "vuelto" más permisiva para las partículas y el ozono.

  

Respecto al ozono, el verano de 2015 fue el "peor" de la última década, desde 2005, por el aumento de las temperaturas estivales, por lo que la ciudad rebasó en 97 días, la mitad de los días durante el periodo de más riesgo comprendidos entre abril a septiembre, el nivel de ozono recomendado por la OMS, establecido en 100 ug/m3 como máximo promedio de ocho horas a lo largo de cada día.

  

Además, en la estación de Laguna de Duero se rebasó el valor objetivo legal -120 ug/m3 como máximo promedio de ocho horas- en 29 días, por encima de los 25 anuales admitidos por la normativa, mientras la estación Valladolid Sur se acercó con 23 días.

  

En conjunto, la ciudad soportó una mala calidad del aire con daños sanitarios para la población durante 122 días, la tercera parte del pasado año, por más que la relajación de la normativa europea y estatal, el cambio de ubicación de las estaciones "conflictivas" o el "cocinado" posterior de algunos datos puedan dar la impresión de una situación más admisible.