Valladolid sigue estando ‘indignada’

Manifestación por el trabajo en Valladolid. JUAN POSTIGO

Todo apunta a que en este 2014 se volverán a superar las 1.000 manifestaciones en la provincia, cifra que se rebasó por primera vez con el repunte de 2012 (1.175) respecto a 2011 (430).

VALLADOLID PROVINCIA Y SUS MANIFESTACIONES

 

2013: 1.067 manifestaciones, 2 prohibidas.

 

2012: 1.175 manifestaciones, 0 prohibidas.

 

2011: 430 manifestaciones, 5 prohibidas.

 

2010. 183 manifestaciones, 0 prohibidas.

Los dos últimos ejemplos, el pasado miércoles a favor de la educación –o más bien en contra de la LOMCE- y este mismo sábado para tratar de recuperar la concentración motera de Pingüinos. En ambos casos las calles del centro de Valladolid fueron invadidas por miles de manifestantes para protestar por lo que consideraban justo, cada uno por su causa. Pero es que estas reivindicaciones, sean con mayor o menor número de participantes y por el motivo que sea, se han vuelto una constante en la provincia.

 

Quizá la crisis, a lo mejor los políticos, quién sabe si algún tipo de injusticia social, la cuestión es que Valladolid ha incrementado notablemente las manifestaciones registradas de una manera impresionante en los últimos años. En 2013, el Ministerio del Interior registró ni más ni menos que 1.067 manifestaciones a lo largo y ancho de la provincia.

 

Tampoco fue el dato más alto de los últimos años, si bien sí se trata del segundo puesto. El récord absoluto se batió precisamente el anterior, en 2012, con un espectacular repunte respecto a 2011. En el primero el número fue de 1.175, mientras que en el segundo se quedó prácticamente en la tercera parte, 430. De repente, estas reivindicaciones a pie de calle se dispararon.

 

Pero si echamos la vista un poco más atrás, las cifras se vuelven todavía más llamativas. Resulta que en 2010 estas manifestaciones en Valladolid se quedaron en ‘solo’ 183 registradas, algo menos de una quinta parte en comparación con las de 2013. ¿La conclusión? Simple. En apenas tres años, las manifestaciones se han multiplicado por un número algo superior a cinco en la provincia.

 

EL 2013, AÑO DE LAS ASOCIACIONES

 

Los números de 2013, con las 1.067 protestas a pie de calle (a nivel nacional fueron 43.170), también cuentan con un par de detalles interesantes. El primero de ellos, que Valladolid parece ir a contracorriente respecto al resto de la Comunidad Autónoma. Mientras que en las ocho provincias restantes son los sindicatos los que organizan la mayoría de manifestaciones, en la capital de la región son las asociaciones ciudadanas quienes formalizaron 842 de las 1.067.

 

En segundo lugar, la principal causa por la que los vallisoletanos desfilan en pos de protesta es contra las medidas políticas y legislativas, una de las principales preocupaciones ciudadanas. En este caso fueron 458 manifestaciones de las 1.067. Ahora la pregunta pasa por saber si en 2014 se repetirán las cifras de los últimos años, porque a ojos vista Valladolid sigue indignada.