Valladolid será más forestal

Rodrigo Gómez, Juan Carlos Suárez-Quiñones, Óscar Puente e Inazio Martínez. SERGIO SANZ

El I Foro Internacional de Bosques Urbanos en ciudades mediterráneas se celebra estos días en el Museo de la Ciencia y afianza la construcción de un parque en Soto de Medinilla.

La naturaleza llega a Valladolid de la mano del I Foro Internacional de Bosques Urbanos en ciudades mediterráneas, que se celebra entre este miércoles y el jueves en el Museo de la Ciencia. El encuentro servirá para que investigadores, gestores urbanos y técnicos junten ideas con el objetivo de mejorar el medio ambiente y promover la participación de las comunidades locales, los ciudadanos y la sociedad civil en el desarrollo de las ‘Smart Green Cities’.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, consideraron que Valladolid, en particular, y la región, en general, es el lugar más indicado para llevar a cabo este foro porque “es un buen ejemplo de ciudad verde”. Por ello, en una parcela de 13 hectáreas en Soto de Medinilla, cedida por el Ayuntamiento, se construirá un parque forestal, cuyo proyecto comenzó a coger forma a finales de marzo de 2014.

 

Según comentó Suárez-Quiñones, la intención es atender “la demanda que tienen los habitantes y que les permite tener un contacto más fácil con la naturaleza”. “En Castilla y León tenemos el 51% de superficie como forestal. En total, más superficie de este tipo que 18 países de la Unión Europea”, explicó.

 

Centrándose en Valladolid, puso como ejemplo “el Pinar de Antequera, con mil hectáreas”. Mientras, Puente fue un poco más allá y aseguró que en la capital hay “más de 17 metros cuadrados por ciudadano de zona verde”. Por ello, este proyecto de Life+ Quick Urban Forestation ha apostado por el centro geográfico de Castilla y León, entre otros lugares de España.

 

Por su parte, Rodrigo Gómez, de la Fundación Cesefor, dijo que los bosques urbanos tienen “beneficios enormes, respecto al jardín tradicional”. La mayor preocupación estaba en el riego durante el periodo estival, ya que buscan “la sostenibilidad económica y ambiental de este tipo de parques forestales”. “Tratamos de ver que en los parques forestales los bosques se desarrollen sin necesidad de mucha agua en verano”, explicó.