Valladolid se suma al Día Europeo de Concienciación frente al Paro Cardíaco

Varios voluntarios de Ambuibérica, enseñando a hacer la maniobra cardiorrespiratoria en la carpa de la Plaza Mayor de Valladolid. PAULA DE JUANA

Se estima que en España se dan cerca de 20.000 casos de estas detenciones de respiración y latido de manera anual, por las cerca de 350.000 en toda Europa.

Este jueves se ha celebrado el Día Europeo de Concienciación frente al Paro Cardíaco, y como no podía ser de otra manera, Valladolid se ha unido a aprender este pequeño gesto que puede salvar miles de vida al año. Así lo han asegurado desde Ambuibérica, que aprovechando la jornada ha instalado en todo el corazón de Valladolid, en la Plaza Mayor, un puesto para concienciar a todo aquel curioso que se pasase por allí.

 

Y es que un número aproximado de 20.000 personas pueden sufrir en España esta parada cardiorrespiratoria que, si no se atiende antes de tres minutos, puede resultar fatal para aquel que la sufre en forma de lesiones irreversibles.

 

“Al final todos nos morimos de parada cardiaca, sea por una razón u otra, pero si se puede evitar, habremos salvado una vida”, explicaba el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, quien en su condición de médico no quiso perder la oportunidad de pasarse por la carpa instalada en la Plaza Mayor.

 

 

De hecho, tampoco tuvo ningún reparo en rememorar la maniobra ante las decenas de muñecos de prueba allí presentes. “Ahora se aprieta más de lo que hacíamos en mis tiempos, antes teníamos más miedo a romper las costillas”, explicó entre risas, antes de destacar “la buena labora de Ambuibérica”.

 

“Los datos son escalofriantes por no haber tomado las medidas y cuesta muy poco aprender, hay que tener conciencia. La verdad es que da gusto ver a gente joven tratando de aprender un poco del tema. Muchos que mueren o quedan con lesiones importantes es porque no se ha tratado adecuadamente”, concluyó el primer edil. Queda claro que aquel que no sabe hacer la maniobra cardiorrespieratoria en Valladolid, es porque no quiere.