Valladolid se suma a la cuestación contra el cáncer

Un total de 5.989 mesas, 66.010 huchas y más de 16.000 personas voluntarias estarán repartidas por la mayoría de las ciudades españolas, entre ellas Valladolid, durante este miércoles recaudando fondos para la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) con el objetivo de poder seguir trabajando en la lucha contra esta enfermedad, que en afecta a más de 1,5 millones de personas en España.

  

Así, una vez más la AECC solicitará directamente la colaboración de la ciudadanía en la lucha contra el cáncer, además se podrá donar a través de la web www.aecc.es eligiendo la cantidad y la provincia a la que se quiere donar.

 

La recaudación permitirá a la asociación continuar financiando proyectos en investigación oncológica, seguir realizando programas de apoyo y acompañamiento a la persona enferma y su familia e incidir en campañas de prevención y detección precoz de la enfermedad. "Todos los servicios de la AECC son gratuitos por lo que la cuestación es vital para poder seguir manteniéndolos", explican.

 

La cuestación supone el 14 por ciento de los ingresos de la asociación, que agradece la generosidad de la sociedad ya que, pese a la crisis económica que atraviesa España, sus ingresos se han mantenido estos años. Precisamente, en la cuestación de este miércoles esperan recaudar unos 6,8 millones de euros.

 

Con casi 14 millones de euros comprometidos en más de 130 proyectos de investigación oncológica, la AECC se ha convertido en la primera entidad privada que más fondos destina a la investigación en cáncer. Desde hace ya 40 años, la Fundación Científica de la asociación viene dedicando sus esfuerzos a financiar proyectos de investigación orientados al paciente, a través de concurso público y evaluados externamente.

 

Además, realiza investigación social a través del Observatorio del Cáncer. Esta herramienta permite a la asociación acercar a la sociedad información sobre el cáncer de manera clara y basada en evidencias científicas, con el fin de provocar la adquisición de hábitos de prevención y concienciación de la enfermedad.

 

Otro de los pilares fundamentales es el apoyo y acompañamiento a la persona enferma y su familia. Con 60 años de experiencia en este campo, ha atendido durante el 2011 a más de 60.000 personas, muchas de ellas con recursos económicos limitados.