Valladolid se adherirá a la Red de Ciudades que Caminan

El próximo Pleno Municipal aprobará una Moción apoyada por todos los Grupos Municipales a iniciativa del área de Seguridad y Movilidad. La iniciativa pretende mejorar la situación de los viandantes.

La Concejalía de Seguridad y Movilidad ha propuesto a todos los Grupos Municipales del Ayuntamiento su apoyo para que Valladolid se adhiera a la Red de Ciudades que Caminan,  lo cual ha tenido un respaldo total por parte de los mismos. Por ello, en el próximo Pleno Municipal del 29 de julio se aprobará por unanimidad una Moción en este sentido.

 

Para el Concejal de Seguridad y Movilidad Luis Vélez “es muy importante la unanimidad de la Corporación en esta decisión, y puesto que la Movilidad Sostenible es una prioridad para el actual equipo de gobierno, también lo es el que todas las medidas que se tomen en este sentido sean con el máximo consenso posible”. Así, “agradece a los Grupos Municipales la plena disposición que han tenido para facilitar este acuerdo, algo que supone un paso más para nuestra ciudad a la hora de impulsar una movilidad más sostenible”.

 

Los compromisos que conlleva entre otros ser socio institucional de la red son ratificar la Carta Internacional del Caminar, así como el pago de una cuota anual cuya cantidad se establece en función del número de habitantes de la entidad, y que a Valladolid le corresponde 1.000 euros al ser una ciudad de entre 100.000 a 500.000 habitantes.

 

La Red de Ciudades que Caminan es una iniciativa abierta a todos aquellos municipios y entidades interesadas en mejorar la situación de los viandantes a través de la puesta en marcha e intercambio de iniciativas que se dirijan a mejorar la accesibilidad universal, la seguridad vial y el propio medio ambiente.

 

El Ayuntamiento de Valladolid ha planteado diferentes acciones en los distintos planes de actuación municipal (Agenda Local 21, diversas convocatorias de la Semana Europea de la Movilidad, etc.) tendentes a fomentar los desplazamientos a pie como modo de transporte más sostenible de los existentes.

 

El grado de ejecución de cada una de las actuaciones iniciadas ha sido diverso, pero en ningún caso se ha finalizado con una implantación consolidada y permanente, excepción hecha del proyecto “Walking is good” (mediante el que se fijaron una serie de rutas y se instalaron señales indicativas de la distancia medida en calorías consumidas a puntos de referencia y se ubicaron puntos de información con la cartografía de la ciudad y el trazado de las rutas), aunque con planteamientos diferentes.

 

Diferentes instituciones han remitido al Ayuntamiento propuestas e invitaciones para la inscripción en la red, así como desde la propia red en la Semana Europea de la Movilidad.