Valladolid registra 436 hipotecas en febrero por un valor de 48,61 millones

Los ciudadanos de Castilla y León hipotecaron durante el mes de febrero de 2013 un total de 2.436 fincas, tanto rústicas como urbanas, por valor de 243,5 millones de euros, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto y según los datos ofrecidos por el INE, en el mes de febrero se hipotecaron en Castilla y León 2.229 fincas urbanas por un valor de 213,29 millones de euros. Mientras tanto, ese mes se constituyeron 207 hipotecas de fincas rústicas por un valor de 30,22 millones de euros.

 

Valladolid fue la provincia en la que se hipotecaron más fincas en febrero de 2013, con un total de 436 por un valor de 48,61 millones. Le siguen Burgos (418 fincas por 30,93 millones), Salamanca (376 fincas por 42,24 millones), Segovia (252 fincas por 24,29 millones), León (245 fincas por importe de 19,28 millones) y Soria (215 fincas por importe de 27,5 millones).

 

Por debajo de las 200 fincas hipotecadas se situaron el resto de las provincias de Castilla y León: Zamora (185 fincas por 15,84 millones),  Ávila (171 fincas por 16,77 millones) y Palencia (138 fincas por 18,05 millones).

 

En concreto, de las 2.229 fincas urbanas hipotecadas ese mes 1.485 eran viviendas, por un capital de 146,83 millones de euros; 67 eran solares, por un capital de 18 millones de euros, y 677 eran catalogadas como "otras urbanas", por 48,45 millones de euros.

 

El mayor capital de las fincas urbanas hipotecadas en febrero correspondió a los bancos (156,13 millones correspondientes a 1.709 fincas hipotecadas), seguidos de otras entidades (42,76 millones correspondientes a 385 fincas) y, en último término, las cajas de ahorros (14,40 millones correspondientes a 135 fincas).

 

Según estos datos del INE, la hipoteca de viviendas aumentó en Castilla y León el pasado mes de febrero un 11,6 por ciento respecto al mes anterior y un 3,1 por ciento en un año. El aumento mensual está por encima de la media nacional, donde cayó un 4,9.

 

Por su parte, el mayor capital de las fincas rústicas hipotecadas en febrero de 2013 correspondió a los bancos (23,04 millones correspondientes a 57 fincas hipotecadas), seguidas de otras entidades (6,78 millones correspondientes a 142 fincas) y de las cajas (400.000 euros correspondientes a ocho fincas).

 

Por último, en febrero de 2013 se canceló registralmente en Castilla y León un total de 2.634 fincas (128 fincas rústicas, 1.675 viviendas, 85 solares y 746 "otras urbanas").