Valladolid reconoce el esfuerzo de sus deportistas en los premios a los mejores de 2014

Los galardonados posan en el Ayuntamiento. A.MINGUEZA
Ver album

Los diferentes galardonados de los premios 'Valladolid Ciudad Deportiva' se han dado cita este lunes en el Ayuntamiento de la ciudad para recoger sus reconocimientos, en un salón de recepciones lleno a rebosar.

PREMIOS VALLADOLID CIUDAD DEPORTIVA 2014

 

Mejor deportista: Francisco Blanco 'Pacote', del VRAC Quesos Entrepinares.

 

Mejor directivo: Santiago Toribio, del CD Universidad de Valladolid.

 

Mejores entidades: Valladolid Club de Esgrima, Ponce Valladolid Baloncesto y Club Natación Sincronizada Fabio Nelli.

 

Mejor entrenador: José María Rodríguez 'Chema', del Fútbol Sala Universidad de Valladolid.

 

Mejor delegación provincial: Delegación de Salvamento y Socorrismo.

 

Mejor juez árbitro: Rafael Coca, comisario UCI de Ciclismo.

 

Mejor centro escolar: Santa María La Real de Huelgas.

 

Menciones especiales: VRAC Quesos Entrepinares, Club Patinaje en Línea Valladolid, Ana Isabel Garrido, Ana Sierra y José Ángel Delgado Ávila.

 

Premio José Luis Morencia: Fernando Hernández de Castro.

Este lunes era el gran día. Valladolid se vestía de gala y destilaba orgullo deportivo por todos los poros del Ayuntamiento, lugar donde ha tenido lugar la entrega de premios Ciudad Deportiva 2014. No había más que ver el Salon de Recepciones de la Casa Consistorial, lleno hasta la bandera de personajes relevantes del mundo del balonmano, natación, fútbol, baloncesto, esgrima, rugby o hockey, para comprobar la relevancia del evento. Un brillante panorama deportivo del que presumir, sin duda.

 

Esta sesión, todo un clásico del invierno deportivo de la ciudad, ha contado también con la presencia de del subdelegado del Gobierno, José Antonio Martínez Bermejo; del director general de Deportes de la Junta de Castilla y León, Alfonso Lahuerta Izquierda; y del concejal de Hacienda y presidente de la Fundación Municipal de Deportes. Alfredo Blanco Montero, así como decenas de deportistas y aficionados.

 

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha señalado que los premios suponen un reconocimiento institucional a la labor de quienes protagonizan la vida deportiva de Valladolid en sus diferentes versiones “procurando en todo momento que goce de una excelente salud y que brille con luz propia por sus éxitos y el trabajo bien hecho”.

 

En su intervención, Javier León ha animado a los premiados y deportistas en general, a continuar en su actitud positiva, constructiva y luchadora, “porque en estos tiempos es más necesario que nunca echar el resto, poner buena cara al mal tiempo y no despegar en ningún momento los pies del suelo”. 

 

También ha tenido palabras de agradecimiento a la labor del jurado, que para valorar con equidad las candidaturas observa con atención durante todo el año la evolución de las personas y entidades susceptibles de ser reconocidas por sus logros y éxitos, y ha excusado la ausencia de Alejandro Blanco Bravo, presidente del Comité Olímpico Español, que no ha podido estar en el acto pero ha remitido una carta  en la que felicita a todos los homenajeados.

 

La cuestión es que era el momento de que a estos portentos se les reconocieran sus méritos, al menos por lo realizado en el último año. Pacote, del VRAC Quesos Entrepinares, José María Rodríguez, del Fútbol Sala Universidad de Valladolid o Rafael Coca, comisario de la Unión Ciclista Internacional hicieron acto de presencia para recoger sus galardones, en una imagen algo peculiar al poder verles de punta en blanco, lejos de su terreno natural entre el barro y las pistas.

 

Pero no fueron los únicos reconocidos, claro. Santiago Toribio, del CD Universidad de Valladolid, Ana Isabel Garrido del Olmo, Ana Sierra Paredes, José Delgado Ávila o Fernando Hernández, que recibió el premio José Luis Morencia a su trayectoria profesional, también posaban de manera elegante junto a representantes de diferentes clubes como el de Esgrima de Valladolid, el Ponce Valladolid Baloncesto, el Club Natación Sincronizada Fabio Nelli o de la Delegación de Salvamento y Socorrismo.

 

Y es que queda claro que si por algo brilla Valladolid, es por ser Ciudad Deportiva. Al mismo ritmo que iban desfilando los premiados para recoger sus entorchados, se iba vislumbrado el nivel con el que cuentan los diferentes clubes entre sus filas. Cabe recordar que estos entorchados no solo dan recompensa a los méritos deportivos, sino también valoran y premian las trayectorias humanas.

 

La idea del Ayuntamiento es premiar a aquellos que tratan de fomentar los valores del deporte en todas sus vertientes, desde la participación de los centros escolares en el deporte base hasta el comportamiento ejemplar de deportistas y técnicos profesionales. Un ejemplo para los más pequeños deportistas, vamos.

 

El Club Patinaje en Línea Valladolid o el Santa María La Real de Huelgas como mejor centro escolar también tuvieron su parte de mérito para cerrar la gala, en la que quedó patente un mensaje en el aire. El sudor de la pista, al menos en Valladolid, siempre tiene su recompensa.