Valladolid quiere demostrar en el Concurso de Pinchos que es el rey de su casa

Antonio González, de Los Zagales, prepara 'Copa y puro'. A.MINGUEZA

Hasta cuatro establecimientos de la capital –Los Zagales, Don Bacalao, Villa Paramesa y Belmondo- participan en el certamen nacional, a la búsqueda del ansiado trofeo dorado.

Son cuatro en total, y tienen intención de demostrar que Valladolid es el rey del pincho. Desde luego, pueden decir que juegan en casa, cosa de la que los otros 44 no pueden presumir. Ellos son Los Zagales, Don Bacalao, Villa Paramesa y Belmondo, los cuatro restaurantes encargados de dejar el nombre de la ciudad bien alto con sus pequeños bocados a nivel nacional.

 

Precisamente este martes por la mañana los dos primeros abrieron fuego con sus dos tapas, un interesante ‘Copa y puro’ en el caso de Los Zagales y un apetitoso ‘Lechazo Taj Mahal’ para el Don Bacalao. El nivel sin duda está por las nubes, pero el fuego lento y los buenos ingredientes, con una pizca de paciencia, pueden ser claves para que alguno consiga llevarse el galardón, que se entrega este miércoles por la noche.

 

¿Pero cómo es cada una? “Pasta filo es la clave para que parezca un puro, la ceniza se hace con malto con sésamo negro tostado y molido”, explica Antonio González, de Los Zagales. “Primero hay que conseguir una buena sardina de calidad y luego cocinarla de dos maneras, confitada en aceite y la otra en salazón y marinada”, hace ver. Desde luego, el pincho queda curioso a la vista, en una simulación del clásico para después de comer.

 

“Con trufa, tomate seco, albahaca, queso, cebollita... En prepararla se tarda un rato, luego hacerla es fácil”, reconoce con una sonrisa en la boca quien tan solo se ha perdido una edición del certamen. “Con el equipo que tengo está todo facilísimo, casi no tengo que hacer nada”, explica.

 

El segundo que tomó el plato y la cuchara este martes por la mañana fue Isabel González, de Don Bacalao. Su ‘Lechazo Taj Mahal’, sin duda, era otra de las estrellas gastronómicas en la Cúpula del Milenio. Una fusión de la cocina india con la española a base de lechazo castellano.

 

“Hemos hecho un pan cristal con lechazo asado y guisado, que es la parte de abajo. Arriba tiene una parte de yogur de tandoori masala. La historia es metértelo de un solo bocado para fusionar las dos culturas. Se respetan pero se unen”, explica Isabel González. “Ha ido bien, tenía miedo en la preparación, pero todo ha salido bien”, aseguró la concursante tras someter su creación a las fauces del jurado. ¿Conseguirán sacar las mejores notas estos dos, el Villa Paramesa con su ‘Camarón mexicano’ o el Belmondo con su ‘Pan con pan’? Este miércoles, el veredicto.