Valladolid presenta una de las colecciones de libros desplegables más valoradas

La colección ‘Una Historia de Libros Desplegables’ pertenece al matrimonio formado por Ana María Ortega y Álvaro Gutiérrez y consta de una selección de las mejores obras de su género.

Se expone a partir de este 5 de noviembre en la Sala Revilla de Valladolid esta selección de los libros desplegables más valorados en todo el mundo. La recopilación pertenece a Ana María Ortega y Álvaro Gutiérrez, un matrimonio palentino apasionado por este arte.

 

La intención de la exposición, según cuentan los coleccionistas, es la de transmitir al público los conceptos de historia y de técnica. Por un lado la historia de estos libros, que han sido ordenados cronológicamente para su exhibición de mayor a menor antigüedad.

 

Por otro lado la técnica, que ha conllevado en la muestra un orden desde la sencillez hacia la complejidad.

 

Esta vertiente del arte de la papiroflexia data del siglo trece. Los primeros libros desplegables pertenecían al mundo de la medicina sin embargo en el siglo dieciocho comenzaron a desempeñar un papel más lúdico.

 

En la época victoriana, según cuenta el propio Gutiérrez, alcanzó su mayor esplendor. “Hacia el siglo diecinueve se crearon los ejemplares más vistosos”, explica. En la actualidad este movimiento lleva el nombre de pop-up, término de tintes anglosajones que los expertos aseguran, está viviendo su segunda edad de oro.

 

Los autores de esas obras de arte son conocidos como ingenieros de papel.  Los coleccionistas aseguran que “en esta exposición hemos intentado suplir la carencia de lo estático intentando crear una cuarta dimensión”.

 

De los 2.000 libros de la colección han sido 86 los seleccionados. Los criterios han sido en función de la facilidad para la exposición intentando escoger los más representativos de cada autor.