"Valladolid no va desaprovechar su posición en el ámbito de las smart cities"

Óscar Puente no elude la crítica a diversos conceptos de la Smart City y resalta aportaciones como el autobús gratuito para los menores de 12 años con el objetivo de fomentar el uso del transporte público.

DEFENSA DE LA CIUDAD DE LA JUSTICIA EN EL CENTRO

 

Óscar Puente se refirió a la polémica sobre el traslado de la Ciudad de la Justicia, que su gobierno defendió para que se quedase en el centro de Valladolid. "Una de las primeras decisiones que tomó el Gobierno Municipal de Valladolid fue paralizar cualquier traslado posible de la denominada Ciudad de la Justicia y buscar y encontrar con carácter inmediato un emplazamiento en el casco urbano consolidado para ese equipamiento público. No tengan ninguna duda de que esa decisión puede contribuir a paliar el problema creado en el comercio local más que 100 portales informáticos. Utilizar la potencia del movimiento que generan los equipamientos públicos en beneficio del comercio de proximidad a través de una adecuada ubicación de los mismos es una medida inteligente, que solo precisa de la intervención del cerebro humano y de sus decisiones políticas".

 

El fondo real de la presencia de Óscar Puente en Madrid era para profundizar sobre el concepto de ciudad desde el ámbito de la Smart City. El alcalde de Valladolid no fue condescendiente a la hora de asimilar todas las posibilidades que ofrecen las denominadas ciudades inteligentes. Por eso, además de deslizarse sobre las bondades que ofrece la capital vallisoletana, mostró una visión crítica de todo lo que puede construirse, metafóricamente hablando, alrededor de ese concepto.

 

"Valladolid es, nada más y nada menos, que la sede permanente de la red de ciudades inteligentes de España compuesta ya por más de sesenta ciudades, red de la que es socio fundador. cuenta con un importante número de industrias relacionadas con la innovación, alguna de ellas aquí presente, y una gran Universidad con un prometedor parque científico. Posee experiencia y liderazgo en iniciativas de las denominadas smart, algunas de las cuales son pioneras en el ámbito de la Unión Europea que ha financiado buena parte de ellas. Valladolid se encuentra por tanto en una extraordinaria posición en el ámbito de las smart cities, que, ya les anticipo, el nuevo gobierno de la ciudad no va a desaprovechar", dio en una declaración de intenciones.

 

Para Óscar Puente, inteligencia urbana no consiste exclusivamente en innovación tecnologica. "Las aplicaciones que surgen de las nuevas tecnologías son una herramienta de indudable utilidad para la conformación de una ciudad inteligente, pero ni son la única, ni siquiera la más importante", dijo y puso como ejemplo la gratuidad del servicio de autobús municipal para los menores de 12 años de la capital. " Si  se  propusiera en un congreso sobre smart cities el estudio de medidas destinadas a fomentar el uso del transporte público en nuestras ciudades, estoy seguro de que esta no surgiría de entre ellas". 

 

De esta forma, el alcalde de Valladolid cuestionó en su intervención: "¿Es pues esta una medida inteligente para una ciudad que pretende potenciar el uso del transporte público frente al uso del vehículo privado y que persigue con ello una mayor calidad ambiental de su atmósfera y una mayor racionalizacion del uso del espacio publico? En mi modesta opinión lo es aunque nada tiene que ver con el uso de las nuevas tecnologías", señaló.

 

El alcalde recordó que su Gobierno afronta la revisión del Plan General de Ordenación Urbana y le lanzó un dardo al Partido Popular por no afrontarlo en su momento para adoptar decisiones directas sobre el diseño de Valladolid. "Una ciudad dispersa, no contenida en su diseño con arreglo a sus posibilidades reales de crecimiento, es una ciudad cuya factura urbanística se encarece notablemente obligando a sus administraciones a recurrir, para reducir esa factura entre otras soluciones, a sistemas de iluminación inteligente cuya implantación tampoco es gratuita ni barata precisamente y cuyo coste precisa también de importantes inversiones que necesitan de un lógico periodo para su amortización".

 

VISIÓN CRÍTICA DE LA SMART CITY

 

Puente anunció que sería crítico con algunas de las propuestas de las smart cities y no dudó en calificar de inútiles algunos de sus conceptos más impregnados. "Son en ocasiones totalmente inservibles a la hora de resolver los problemas creados previamente por decisiones políticas gravemente equivocadas. Recurriré a un nuevo ejemplo. El comercio de proximidad de nuestros cascos urbanos es un elemento vertebrador esencial para una ciudad sostenible. Es un comercio que genera un empleo de calidad, seguridad en las calles, invita al surgimiento y conservación de tránsitos peatonales, vitales para la salud y la calidad del medio ambiente urbano".

 

Y afrontó de lleno el tema de los horarios comerciales, para ser tajante y contrario a ellos. "La liberalización de horarios e implantación de grandes centros comerciales en la periferia de las ciudades está destruyendo ese tejido comercial. Son muchas las soluciones tecnológicas que intentan abordar este problema. desde distintas instituciones y empresas se nos han presentado portales o programas informáticos destinados a poner en valor los, cada vez más, locales vacíos en nuestros cascos urbanos, consecuencia del tsunami que para el pequeño comercio ha supuesto la proliferación de centros comerciales con capacidad y autorización legal(y esto es lo grave) para abrir casi los 365 días del año. ¿De verdad creen que un portal informático puede resolver este problema?", preguntó. 

 

 

"No pretendo con mis palabras expresar ninguna reserva al uso de las nuevas tecnologías para mejorar la vida de mis conciudadanos. Sería un contrasentido en un alcalde que como yo, utiliza las nuevas teconologias o que cree en las redes sociales para mantener un contacto cotidiano con la ciudadanía", dijo en forma de alegato y reflexión después de poner ejemplos de transformación como el protagonizado por la ciudad colombiana de Medellín. "Después de todo, como dijo Shakespeare: "¿qué es una ciudad sino su gente?".