Valladolid mete quinta para celebrar el Día Mundial Contra el Daño Cerebral Adquirido

A.MINGUEZA
Ver album

El Ayuntamiento, de la mano de la Fundación CAMINO, ha realizado varias actividades contra este problema este lunes, coincidiendo con el Día Mundial, como un desfile de coches antiguos.

Valladolid lo ha vuelto a hacer. Si este domingo la ciudad mostraba su solidaridad con hasta 25.000 personas representadas en la Marcha contra el Cáncer, este lunes era el turno de mostrar el apoyo contra el Daño Cerebral Adquirido en el Día Mundial que ha tenido lugar este lunes. 

 

Y es que en agosto de 2007, el Consejo de Ministros declaró el 26 de octubre como esta jornada de reivindicación, y desde entonces todas las asociaciones dedicadas a este grave problema socio-sanitario organizan en torno a esta fecha diversas actividades de difusión del mismo, con la finalidad de informar y concienciar a la sociedad de la importancia de esta grave situación socio-sanitario, pues el 68% de estas personas son dependientes.

 

Este año el Ayuntamiento de Valladolid, a través de la Concejalía de Servicios Sociales, ha acordado colaborar con la 'Asociación de Daño Cerebral Adquirido (DCA) de Valladolid', más conocida como 'Asociación CAMINO'; en la celebración de un acto conmemorativo del Día del DCA, contando con la participación de los clubs de vehículos antiguos de la ciudad.

 

La iniciativa ha tenido como objetivo difundir el Daño Cerebral Adquirido (DCA) entre la ciudadanía de Valladolid, así como dar a conocer la existencia de 'Camino', como entidad dispuesta a seguir ayudando a estas familias.

 

Así las cosas, el acto se ha celebrado con una concentración de unos quince coches de la Asociación de Vehículos Veteranos de Valladolid en la Plaza del Colegio de Santa Cruz, que enseguida partieron hacia la Plaza Mayor.

 

Una vez allí, el ambiente de fiesta se hizo patente con un animador comentando las diferentes actividades en forma de música y la muestra de coches, además de la iluminación en color verde de la fachada de la Casa Consistorial. Valladolid, una vez más, había dejado ver su vena más solidaria.

 

A.MINGUEZA