Valladolid lidera el registro de asistencias sanitarias a pacientes por excesivas temperaturas en 2013

El sistema de información sobre las repercusiones en la salud de las temperaturas elevadas de Castilla y León registró a lo largo del pasado año 224 asistencias a pacientes por excesivas temperaturas durante el periodo en que estuvo activo, entre el 1 de junio y el 15 de septiembre.

   

La mayoría de asistencias, el 55 por ciento (126) se llevaron a cabo en el mes de julio; seguido del mes de agosto, con el 24 por ciento (55) y destacó el elevado número de notificaciones que se realizaron en las semanas del 8 al 14 de julio (23,1 por ciento) y del 1 al 7 del mismo mes (14 por ciento), según los datos de la Consejería de Sanidad recogidos por Europa Press.

 

La mayor parte de estas asistencias se notificaron por la Dirección General de Asistencia Sanitaria y la mayoría llegaron desde Atención Primaria (153, el 66,8 por ciento), mientras que de la Gerencia de Emergencias Sanitarias procedieron el 16,2 por ciento (37) y 35 de Atención Especializada (15,3 por ciento). Por su parte, los centros sanitarios privados comunicaron cuatro atenciones (1,7 por ciento).

 

Por provincias, donde más asistencias se han notificado ha sido Valladolid con 51 (22,3 por ciento), seguida de Burgos con 39 (17 por ciento), León con 33 (14,4) y Salamanca con 30 (13,1 por ciento).

 

Por detrás se situaron Palencia, con 22 (9,6 por ciento); Ávila, con 20 (8,7 por ciento); Zamora, con 16 (7 por ciento); Segovia, con once (4,8); y, por último, Soria, con siete casos (3,1 por ciento).

 

PERFIL DE LOS ATENDIDOS

 

De las 224 personas que se han contabilizado por asistencias por excesivas temperaturas, el 65,2 por ciento eran hombres (146) y 34,8 mujeres (78 casos) y la edad media era de 43,9 años (42,9 en hombres y 45,6 en mujeres) con un rango de edad de un mes a 110 años.

 

Así, el 58,8 por ciento de los pacientes atendidos se encontraban en la edad adulta y algo más de una cuarta parte eran mayores de 65 años, mientras que sólo un 16,1 por ciento era menor de 14 años.

 

El diagnóstico más frecuente fue 'Golpe de calor e insolación', que se realizó en 173 asistencias (el 77,2 por ciento), al que sigue en frecuencia el diagnóstico 'Efectos no especificados del calor' con 35 atenciones (15,6 por ciento de los casos) por parte de la Gerencia de Emergencias Sanitarias, que sólo cuenta con este código de diagnóstico para cualquier efecto sobre la salud de las temperaturas elevadas, han explicado las mismas fuentes.

 

Otros diagnósticos fueron 'síncope de calor/colapso por calor' (diez casos, el 4,5 por ciento) y otros como calambres, agotamiento, fatiga o edema, por ejemplo.

 

A la hora del diagnóstico, se registró la existencia de patología previa en 59 casos (26,3 por ciento), en los que la más frecuente fue la enfermedad cardiovascular (27 casos, 12,1 por ciento), seguida de la endocrino-metabólica (21 casos, 9,4 por ciento) y la enfermedad mental (tres casos, el 1,3). Se declaró específicamente la ausencia de patología previa en 77 casos (34,4 por ciento) y en 88 (39,3 por ciento) se desconocía si existía enfermedad concomitante en el paciente.

 

Por lo que se refiere a las causas, en 103 casos (46 por ciento) se comunicó una causa favorecedora de la patología, la que más destaca es la exposición prolongada a temperaturas elevadas (65 casos, el 29 por ciento), seguida de la actividad lúdico/deportiva y la actividad laboral (19 casos, 8,5 por ciento en cada una).

 

Del total de pacientes diagnosticados, se han registrado 46 ingresos en un centro hospitalario (20,5 por ciento de los casos) que evolucionaron favorablemente y no se ha notificado ningún fallecimiento por causas relacionadas con la exposición a temperaturas elevadas.

 

De los ingresados, la mayoría (30 casos, el 65,2 por ciento) eran varones, con una media de edad de 56,6 años -superior a la de los no ingresados, que es de 40,6-. Los ingresos se produjeron en todas lsa provincias de la Comunidad, aunque destacan los 16 de Valladolid (el 34,8 por ciento) y los diez de Burgos (21,7 por ciento) a los que siguen siete pacientes en León (el 15,2 por ciento).

 

El 41,3 por ciento de los pacientes que ingresaron (19) contaba con patologías previas, entre las que destacan las cardiovasculares, y en la mitad de los casos había una causa favorecedora, principalmente la exposición a altas temperaturas y la actividad lúdico/deportiva.

 

MEDIDAS ANTE LAS ALTAS TEMPERATURAS

 

La Consejería de Sanidad, a través del Portal de Salud de la Junta y los perfiles en Facebook (https://www.facebook.com/saludcastillayleon?fref=ts) y Twitter (@SaludJCYL) ofrece consejos para evitar las consecuencias que para la salud pueden tener las altas temperaturas.

 

En concreto, en el Portal de Salud se dedica un apartado a consejos relacionados con la exposición al sol (http://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/salud-estilos-vida/exposicion-sol) y las medidas protectoras que se deben tener, sobre todo en el caso de niños y adolescentes.

 

Además de recordar las propiedades que tiene el sol, se advierte de que una exposición prolongada es peligrosa para la salud y por ello se deben utilizar medidas de protección para la piel, así como ropas que permitan estar fresco en días de mucho calor o beber mucha agua para evitar la deshidratación, entre otras.