Valladolid intensifica sus acciones para captar la llegada de alumnos extranjeros

Momento de la firma del convenio para estudios españoles en Valladolid. A.MINGUEZA

Instituciones de Valladolid renuevan su acuerdo para promocionar el español como "agente socioeconómico de primer orden".

El Ayuntamiento, la Diputación y la Universidad de Valladolid, junto a la Universidad Europea Miguel de Cervantes, la Cámara de Comercio y la Asociación de Centros del Español han renovado este martes su convenio para la promoción del español como "agente socioeconómico de primer orden" a lo largo del presente año 2015.

  

Con una partida de 145.000 euros de los que la Sociedad para la Promoción del Turismo contribuye con 100.000 euros, 40.000 euros son aportados, a razón de 10.000 euros cada uno, por la Diputación, la Cámara y las dos universidades, y 5.000 euros corren de mano de Aceeva, a lo largo del presente año se desarrollarán acciones de publicidad off y on-line, se acudirá en ferias especializadas y se iniciarán acciones de apoyo a los centros de español y a los estudiantes extranjeros a través de la Oficina de Atención al Estudiante Extranjero.

    

En concreto, se trabajará en la preparación de materiales específicos de promoción (folletos o DVD) y en la realización de acciones de promoción directa de la oferta de Valladolid en los lugares de origen para captar estudiantes en colaboración con los centros que el Instituto Cervantes mantienes abiertos en diversas naciones europeas como Italia y los países nórdicos.

  

Se contempla, además, la asistencia a las ferias internacionales del sector que se celebrarán en Londres, Berlín, Estados Unidos, China y Corea del Sur, países con los que ya se ha establecido contacto en 2014 y de los que llegan a Valladolid "muchos" estudiantes y profesionales, así como el impulso de una campaña de publicidad, en prensa escrita especializada internacional, en webs y redes sociales.

  

Además, desde el Departamento de Promoción de Enseñanza del Español para Extranjeros se ayudará a los distintos centros de aprendizaje del español de Valladolid en sus acciones comerciales.

  

Estas acciones se ponen en marcha en un contexto distinto al de la llegada de Becas Erasmus, según ha precisado el rector, Daniel Miguel, quien ha precisado que hay un descenso de alumnos Erasmus por el recorte de becas, punto en el que ha matizado que la Universidad de Valladolid mantiene su nivel de becas a los estudiantes que marchan al extranjero.

  

La "continuidad y estabilidad" caracterizan la situación de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) según su rectora, Imelda Rodríguez, quien ha apostillado que la lengua "sigue siendo un valor en alza y un elemento de riqueza cultural".

 

ALGUNAS CIFRAS

  

El alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva, ha asegurado que estas actividades dan continuidad al "más que notable" número de acciones realizadas en 2014 y buscan abundar en la misma dirección, aunque no se ha precisado la cifra de estudiantes contabilizada el pasado año -la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra ha señalado que la subida fue "muy importante"- o el impacto de las iniciativas puestas en marcha.

  

Sí se destaca el crecimiento del promedio del número de semanas que los alumnos permanecen en Valladolid que, según datos del Observatorio Turístico ha aumentado en un 2,85 por ciento (de 7,36 semanas en 2013 a 7,57 semanas de promedio en 2014).

  

La mayoría se aloja en familias (41,25 por ciento), apartamentos (23 por ciento), y residencias universitarias (16 por ciento), repartiéndose el resto entre establecimientos hoteleros y casas de amigos y el 70,71 por ciento de quienes estudian español en Valladolid son mujeres frente al 29,29 por ciento de varones.

  

Por edades, el 33,25 por ciento es alumnado de postgrado de entre 21 y 25 años; el 20 por ciento, jóvenes de 18 a 20 años, el doce por ciento es mayor de 50 años y el resto del porcentaje se reparte en la franja comprendida entre los 31 a 50 años.

  

Los principales países de procedencia son Estados Unidos (28 por ciento), Italia y Reino Unido (con un nueve por ciento cada uno); Alemania (seis por ciento), Brasil y Francia (con un cinco por ciento también cada uno de ellos). El resto se reparte entre estudiantes procedentes de Japón, Rusia, Corea, Polonia, Bélgica y Argelia.

  

Todos ellos valoran por encima del 8 tanto los centros en los que se desarrollan las clases de español como el profesorado que las imparte, y la ciudad que les acoge por "cómoda, segura, con buen ambiente, gran historia y buenas comunicaciones". De hecho, el 42,75 por ciento utiliza el avión como medio de transporte en su traslado a Valladolid, mientras que un 27,25 por ciento lo hace en autobús y un 23,50 por ciento opta por el tren.

 

RECURSO "DE PRIMER ORDEN"

 

Acompañado en la mesa por el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero García; Daniel Miguel San José e Imelda Rodríguez; el presidente de la Cámara, Carlos Villar, y la representante de la Asociación de Centros de Enseñanza del Español en Valladolid (ACEEVA), Catherine Park, junto con Cantalapiedra, el alcalde de la ciudad ha insistido en que la enseñanza del español para extranjeros es "un recurso cultural, económico y turístico de primer orden para Valladolid".

  

La provincia es un destino "altamente cualificado", es una opción "de grandes atractivos" y ha conciliado su historia con sus rasgos de ciudad del siglo XXI, según ha destacado el alcalde antes de recordar que la colaboración en materia de promoción de la enseñanza del español para extranjeros data de 2010.