Valladolid estuvo presente en la ceremonia de inauguración de los Juegos, ¿sabes por qué?

Uno de los portadores de la bandera olímpica en Maracaná fue una de las estrellas del Forum Valladolid, donde se convirtió en uno de los jugadores más relevantes de la ACB.


 

Valladolid tuvo su pequeña pero relevante aparición en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, una ceremonia retransmitida a una audiencia potencial de 3.000 millones de personas de todo el mundo. ¿Qué pasó para que los comentaristas de TVE se acordaran de nuestra ciudad en un evento de tal magnitud?

 

La culpa la tiene Óscar Schmidt Bezerra, la 'mano santa'. Los aficionados al baloncesto seguro que recuerdan a este jugador brasileño que llegó al Forum Valladolid por el año 1993 para disputar, con el conjunto morado, dos temporadas magníficas en las que se convirtió en una de las estrellas de la ACB gracias a su gran aportación anotadora.

 

Esta madrugada de sábado 6 de agosto, cuando todo el mundo tenía puesto los ojos en el estadio olímpico de Rio, el mítico Maracaná, Óscar Schmidt fue el encargado, junto a otras leyendas del deporte carioca y personajes relevantes de la historia brasileña, de portar la bandera olímpica. Su aportación al baloncesto verde amarelo, tanto en los clubes en los que jugó como con la selección nacional, le hizo merecedor de estar entre los elegidos en un día único.

 

A falta de deportistas vallisoletanos en la delegación española (tan solo Víctor Sánchez, salmantino jugador del Chami y que forma parte de la selección de rugby 7, tiene vinculación directa con la ciudad), buena es la presencia de aquel baloncestista mítico, aquel dorsal 14, que hizo levantarse de las gradas a miles de vallisoletanos gracias a sus canastas.

Noticias relacionadas