Valladolid, “entre las tres mejores ciudades de tapas del país”, según el presidente de los Hosteleros

Varios jóvenes en un bar de tapas en Valladolid. BORIS GARCÍA

Así lo asegura Jaime Fernández, que considera que “a algunos hosteleros les falta un empujón para presentarse a concursos”.

“Nunca me gusta decir el término ‘la mejor’, hay que ser humildes, pero Valladolid es un referente a nivel nacional en cuanto a tapas se refiere. Sin duda estamos entre las tres mejores ciudades de España”. Jaime Fernández, presidente de la Asociación Provincial de Hostelería de la provincia, puede decirlo más alto, pero no más claro. Para él, la capital del Pisuerga no tiene nada que envidiar a algunas ciudades como San Sebastián, a quien también tiene en alta estima en este campo.

 

“Son dos ciudades punteras, muy por delante de las demás. Aquí tienes treinta o cuarenta sitios donde puedes degustar unas tapas espectaculares, de técnica y de sabor. Nos asemejamos mucho en este sentido, aunque pienso que en Valladolid tenemos mucha más técnica. Allí de diseño lo tienen muy bien, pero lo de aquí es impresionante”, asegura, con gran seguridad en sus palabras.

 

Y es que en el Concurso Provincial de Pinchos recién concluido la semana pasada –con el K1 de Villa Paramesa como rey de los fogones- Fernández ya se atrevió a deslizar que el evento podía tener más nivel que el Nacional, que celebrará su décima edición en noviembre.

 

 

“El mejor ejemplo de lo que digo lo hemos visto en el concurso provincial, donde los 64 participantes dieron un nivel espectacular. Al nacional yo creo que no solo deberían ir cuatro, sino al menos quince”, siguió el presidente de los Hosteleros, en referencia a que serán cuatro los representantes de Valladolid.

 

INQUIETUD Y CALIDAD-PRECIO

 

¿Pero dónde está el secreto para que estas tapas y pinchos tengan tan clara ventaja sobre el resto? “Los empresarios de hostelería son inquietos, están continuamente formándose, informándose, a nivel nacional e internacional, buscan los productos que hay, por eso somos un referente”, sigue Fernández, antes de incidir en la “buena relación calidad-precio”.

 

“Sí, creo que eso también está ahí. Pinchas de calidad y se corresponde bastante bien con el precio. En San Sebastián el precio puede casi el doble”.

 

¿Y en qué puede mejorarse esta situación? “Es difícil, pero por poner un ‘pero’ diría que los bares de tapas se concentran en pocas zonas, hay barrios con gente que trabaja mucho, pero les falta el empujón para participar en concursos y darse a conocer”, concluye el máximo dirigente de los hosteleros. En noviembre, con el Nacional, más y mejor.

Noticias relacionadas