Valladolid dice adiós a su condición taurina entre los reproches del PP al "sueño de la infancia" de Puente

Martínez Bermejo presidente del grupo municipal popular y Pedro Herrero, portavoz del grupo municipal socialista. JORGE IGLESIAS

El PSOE y Toma la palabra llevarán mañana al pleno una enmienda para "evitar que se vuelva a hacer propaganda política" mientras el PP mantiene su apoyo a la tauromaquia aludiendo a Goya y Joaquín Sabina.

A partir de mañana Valladolid dejará de ser ciudad taurina, salvo sorpresa mayúscula. Pedro Herrero ha explicado hoy que, al pleno que se celebrará mañana 8 de junio el equipo de gobierno formado por PSOE y Valladolid Toma la Palabra (VTLP), llevará una enmienda por la cual se decretará que para conceder estos títulos oficiosos se deberá contar con la aprobación unánime de todos los miembros de la corporación municipal, lo que supone colateralmente que la ciudad perderá su etiqueta de 'taurina', aprobada con la mayoría del PP.

 

"El poner etiquetas al conjunto de la ciudad no puede quedar a merced de que un grupo tenga mayoría numérica para imponer sus gustos" ha explicado el portavoz socialista en el Ayuntamiento, que defiende la postura de su partido: "Esa etiqueta de taurina la utilizó el PP para hacer propaganda política. O es con el apoyo de todos, o no hay etiquetas que valgan".

 

Pero, ¿en qué beneficia el ser autodenominada ciudad taurina? En palabras de Herrero, en nada. "No tiene ningún sentido práctico. El empresario de la plaza ha sido incapaz de sacar adelante la feria, el negocio no da si no es gracias al dopping del dinero público. Ahí está también la afluencia al museo del toro".

 

"Me da pena que Puente traicione su sueño por mantenerse en la poltrona"

 

Por su parte Martínez Bermejo, presidente del grupo municipal popular, acusó al alcalde Óscar Puente de "traicionar sus deseos infantiles y su vocación de ser torero por mantenerse en la poltrona del poder" y aseguró que su partido tienen claro "que la tauromaquia es una actividad tradicionalmente española, que genera riqueza y reconocida como arte".

 

Bermejo completó su defensa aludiendo a grandes artistas a lo largo de la Historia de España: "Me identifico con Goya, Lorca, Picasso y Joaquín Sabina, gente no sospechosa de ser del PP y que les gusta el mundo de los toros. Aunque creo que hay cosas mejorables y que hay que evitar al máximo hacer sufrir al animal, me parece deleznable que un matador no ejerza su oficio con maestría".