Valladolid deja atrás un 2015 plagado de novedades y acontecimientos históricos

Óscar Puente fue investido como alcalde de Valladolid el 13 de junio confirmando el cambio en la ciudad. A.MINGUEZA

La noticia del año fue el cambio de mando en el Ayuntamiento del PP por el PSOE tras las Elecciones Municipales, con un Óscar Puente que lleva ya medio año en el cargo.

Adiós 2015, hola 2016. Los años a veces parece que pasan volando, pero echar el cierre a doce meses supone casi por obligatoriedad tener que hacer un basto y extenso repaso a lo que ha sido la actualidad vallisoletana. Y es que, efectivamente, ha dado para mucho. Tanto como para lo que dan 365 días, 365 jornadas cargadas de noticias y novedades que, por supuesto, les hemos venido contando desde la redacción de Tribuna de Valladolid.

 

Sin duda, el 2015 será recordado como el año del cambio en la ciudad. Más allá de la entrada de los partidos emergentes, que también han dado para llenar unas cuantas páginas, la despedida de Javier León de la Riva, quien acabó su carrera política inhabilitado por el caso de los áticos, y el desembarco de Óscar Puente en su lugar han sido lo más relevante. Pero hay más.

 

La no celebración de Pingüinos, el Caso Presencio, la campaña y elecciones municipales, todos los cambios introducidos por Óscar Puente comenzando por el soterramiento y acabando por el Campus de la Justicia... ¿Les apetece hacer un repaso con nosotros?


 

ENERO: El comienzo del año tuvo como principales noticias la no celebración de Pingüinos, algo que se sabía desde 2014, y el estallido del Caso Zambrana, por el que el Ayuntamiento de Valladolid tuvo que pagar veinte millones a los propietarios de los terrenos que fueron en su día expropiados. El 4 de enero también se conoció el nombramiento de Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid, como nuevo cardenal.

 

FEBRERO: En el segundo mes del año fue donde terminó de fraguarse un partido en el Ayuntamiento de Valladolid que acabaría siendo clave en las Elecciones. Nacía Valladolid Toma la Palabra en sustitución de Izquierda Unida, formación que acabaría siendo clave para la investidura de Óscar Puente.

 

MARZO: Marzo fue el mes de los estrenos. Primero, el 19 de marzo, se realizó el primer viaje oficial en el polémico ascensor de la Catedral de Valladolid, tan criticado por la oposición. Tan solo una semana después, el 26, la fachada de la Universidad de Valladolid se quitaba el tupido velo que la había cubierto durante las obras de renovación.

 

ABRIL: Precampaña, precampaña y precampaña. Con los partidos políticos pendientes de las Elecciones de mayo, la noticia más destacada de abril fue el juicio a León de la Riva por su implicación en el caso de los áticos de Zorrilla, donde actualmente reside. La condena que le inhabilitaría finalmente acabaría saliendo más tarde de lo previsto, después de las Elecciones. En el apartado de sucesos estuvo muy presente la condena del joven que mató a su compañero en una casa abandonada de la calle Isla, para después intentar descuartizarlo a hachazos. Finalmente le caerían doce años de cárcel. La Semana Santa, cómo no, también copó los diarios vallisoletanos.

 

MAYO: Y llegó el mes clave. Las Elecciones del 24 de mayo confirmaron la sorpresa y el cambio de mando en el Consistorio, al mismo tiempo que se estaba pendiente de la condena de De la Riva... que salió el 29 de mayo. Probablemente la peor semana política del ya ex alcalde. Valladolid Toma la Palabra, Sí se Puede y PSOE, con quince de los veintinueve concejales, dejaron fuera de juego a PP y Ciudadanos, con catorce ente los dos.

 

JUNIO: El proceso encontró su continuidad el 13 de junio, con la sesión de investidura en la que Óscar Puente se hizo por fin con el bastón de mando. A partir de ahí llegarían sus primeras medidas como edil; eliminación de la guardia montada, del bolardo de la Plaza Mayor, comedores escolares en verano, izado de la bandera gay y bodas oficiadas por él mismo... Y por supuesto el cambio de rumbo en los casos del soterramiento y del Campus de la Justicia. Por desgracia, en junio hubo que lamentar el fallecimiento de dos jóvenes vallisoletanos, María Lamadrid y Juan Vaca, cada uno en sus vacaciones de Gandía y Menorca, respectivamente, por dos accidentes que acabaron en tragedia.

 

JULIO: Julio supuso un periodo más tranquilo después del envite electoral, pero no por ello dejó de tener su aquel. El histórico político socialista Ángel Velasco falleció por enfermedad el 5 de julio, mientras que tres días antes, el día 2, se dio el horrible accidente en Cigales que acabó con cuatro fallecidos tras el choque de un coche y una moto.

 

AGOSTO: Agosto supuso el estallido del Caso Presencio. El recién elegido concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valladolid fue descubierto por la Policía al volante con tres veces la tasa de alcohol permitida. Tras muchos meses de dimes y diretes, Jesús Presencio ha sido expulsado del partido naranja y actualmente se ha resistido a dejar su escaño, de manera que ocupa el grupo de concejales no adscritos.

 

SEPTIEMBRE: Además de las habituales Fiestas de Valladolid, un festival de diversión, música y entretenimiento, septiembre quedó marcado por la nueva renuncia  del club motero Turismoto a organizar Pingüinos en enero. Desde entonces el Ayuntamiento se puso manos a la obra para organizar a título propio la Fiesta de la Moto, que tendrá lugar 8, 9 y 10 de enero. Y otro punto fundamental de este año. El 29 de septiembre el Ministerio cerró definitivamente el paso a nivel de Pilarica, que tanta polémica ha supuesto desde entonces con continuas protestas de sus vecinos.

 

OCTUBRE: Octubre trajo la lluvia a Valladolid y más sucesos a la provincia. El 4 de octubre destacó el accidente múltiple en la carretera de Medina por una nube de polvo que redujo la visibilidad de más de una docena de coches. El problema es que al día siguiente se produjo otro más que, este sí, concluyó con una fallecida. La Seminci también fue un clásico de Valladolid.

 

NOVIEMBRE: El penúltimo mes del año dejó las noticias del incendio de la empresa Macrolibros el 14 de noviembre y la condena del ferretero que asesinó a su ex novio prendiéndole fuego en una bañera en la calle San Luis, al que finalmente se le dictaría una pena de diecinueve años. El Concuso Nacional de Pinchos, con el Lechazo Taj Mahal del Don Bacalao como ganador, también fue llamativo.

 

DICIEMBRE: Y el último periodo del año, en el que se estuvo realmente pendiente de las Elecciones Generales del día 20. Las luces, villancicos y compras llenaron la ciudad que también vivió de la ilusión el 22 con el sorteo de la Lotería, ya que por una vez la suerte no fue esquiva y más de uno pilló un pellizco.