Valladolid consigue esquivar la lluvia esta Nochevieja

Celebración de un cotillón en la Sala Kerala de Valladolid. KERALA

Es posible, según la Agencia Estatal de Meteorología, que se dé algún chubasco débil a última hora de la noche, justo antes de la madrugada. Las temperaturas serán frescas, pero no helará.

Buenas noticias para aquellos que pretendan celebrar la Nochevieja de otra manera que no sea tranquilamente en su casa con su familia o con otras opciones más tranquilas, es decir, para quienes salgan a celebrar la entrada del 2016 a pie de calle o con diversos cotillones. La lluvia respetará, o casi seguro respetará, durante toda la noche el divertimento de los vallisoletanos, o al menos así lo asegura la Agencia Estatal de Meteorología.

 

Vestidos preparados, trajes elegantes, maquillaje y diferentes colonias que se salvarán durante las primeras horas del año de acabar empapadas, o así lo garantiza el mínima 5% de probabilidad de lluvia que da la mencionada Agencia desde medianoche hasta las seis de la mañana. Cierto es que habrá cielos nublados que no podrán casi apreciarse por la oscuridad de la noche, pero no se prevé caída de agua para recibir como merece al 2016.

 

La cosa cambiará ligeramente justo antes del amanecer, cuando más de uno ya esté pensando en retirarse a casa... o no. En el lapso de tiempo entre las seis de la mañana y el mediodía, la AEMET pronostica en Valladolid cielos nublados y un aumento de la posibilidad de lluvia hasta el 35%. Será solo el avance de lo que espera pasado unas horas después, cuando el agua, si bien en cantidades no muy elevadas, caerá casi con total seguridad en la capital vallisoletana. Vamos, que se espera una tarde lluviosa justo después de una noche y mañana más bien tranquilas.

 

Para aquellos que se echarán a las calles, en todo caso, sí les compensará llevar un abrigo gordo. Las temperaturas se mantendrán constantes hasta llegadas las ocho o nueve de la tarde de este 31 de diciembre, momento en que empezarán a descender hasta llegar a los 3 o 4 grados a eso de las siete u ocho de la mañana, cuando el sol vuelva a salir en el que será el primer amanecer del nuevo año. Ese momento en el que más de uno volverá a casa a comenzar 2016 con una buena ‘siesta’.