¿Valladolid celebrará Pingüinos en 2016 o no?

Tras la última edición celebrada en 2014 y la cancelación en 2015, las dudas siguen en el aire para 2016. JUAN POSTIGO

Si bien todo hace indicar que lo organizará el Ayuntamiento prescindiendo de Turismoto, explicamos en unos sencillos puntos cómo se encuentra el tema a dos meses de la cita.

Pingüinos para arriba, Pingüinos para abajo. La cita motera que tiene lugar –o más bien tenía- todos los años el segundo fin de semana de enero, lleva copando las últimas semanas los medios locales. Por un lado hablan los hasta ahora organizadores, Turismoto, representados por su presidente Mariano Parellada. Por otro, el nuevo equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid. También tienen algo que decir desde Ecologistas en Acción. Todo el mundo tiene vela en este entierro.

 

¿Pero cuál ha sido el desarrollo? ¿Cuáles son las conclusiones finales? ¿Qué dice y argumenta cada una de las partes? ¿Es legal o no? Y lo más importante, ¿finalmente se va a celebrar algo en 2016? Intentamos resolver estas dudas en unos cuantos puntos desarrollados.


 

1. ¿Se va a celebrar Pingüinos en 2016 o no?

 

Comenzamos por el final, y la respuesta es que probablemente sí, aunque tendría que ser con otro nombre. El Ayuntamiento de Valladolid, tras la ruptura hace unas semanas con el hasta ahora club organizador Turismoto, se encuentra moviendo hilos para organizar el evento por cuenta propia. Se han establecido contactos con otros motoclubs y se están haciendo gestiones para todas las actividades que tendrían lugar en dicho fin de semana.

 

2. ¿Por qué han roto Turismoto y el Ayuntamiento?

 

Hasta hace pocas semanas, el nuevo alcalde Óscar Puente y su equipo de Gobierno habían mantenido conversaciones con Turismoto para sacarlo adelante. El primer edil y los ecologistas fueron presentando diferentes propuestas para la zona de acampada –donde se encuentra el quid de la cuestión- de los moteros, todas rechazadas por el club, hasta que ante la falta de opciones viables Parellada anunció a Puente el 22 de septiembre que renunciaba a celebrar Pingüinos otro año más. Pocos días después el alcalde estalló contra Turismoto, esgrimiendo que aunque no tengan las cuentas económicas bloqueadas por sus problemas internos, realmente tienen muy poca capacidad de maniobra para organizar un evento tan grande como es Pingüinos. Puente aseguró sentirse “engañado” y rompió relaciones.

 

3. ¿Y qué pasó después?

 

Después del ‘divorcio’, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento no ha querido rendirse para que haya concentración motera, por todo aporta a la ciudad. De esta manera se puso en marcha la maquinaria para tratar de organizar el evento a cuenta propia, aunque existe la posibilidad de que sea con otro club cooperante. Óscar Puente anunció que a mediados de octubre habría novedades al respecto. Turismoto, por su parte, se ha defendido diciendo que sí estaba en condiciones de organizar Pingüinos, pero que no lo hace por posibles denuncias ecologistas y porque no hay dónde acampar.

 

4. ¿Qué pasa exactamente dentro de Turismoto para tal ruptura interna?

 

El presidente, Mariano Parellada, que insiste en que cuenta con la mayoría del apoyo interno del motoclub, ha tenido diferentes rifirrafes con el tesorero, José Manuel Navas. Ambos se encuentran pendientes de resoluciones judiciales, del que el gran perjudicado está siendo Turismoto. Resulta que para cualquier movimiento económico hace falta la firma de ambos, lo que parece complicado tras una relación tan deteriorada. Por eso Puente insistió en que las cuentas están bloqueadas para organizar nada, pese a que no lo estén judicialmente.

 

5. ¿Qué tienen que decir los ecologistas en todo esto?

 

Otro de los puntos clave. El anterior equipo de Gobierno, de León de la Riva, empezó a acondicionar los terrenos municipales de la Antigua Hípica, frente al Colegio Ave María camino de Puente Duero, para que fuera la sede fija de Pingüinos. La zona de actividades no tiene protección medioambiental, pero el pinar que rodea sí... aunque no es un grado de protección alto. Los ecologistas propusieron tres parcelas sin protección anexas a la Antigua Hípica pero separadas entre sí para la acampada, pero Turismoto lo descartó –antes de renunciar a la organización- esgrimiendo que no había pinos. Si se incumple la legalidad, insisten en que denunciarán.

 

Alguno ya ha nombrado la posibilidad del Ayuntamiento como 'Pingüinos Alternativos'. J.P.

 

6. ¿Y entonces cómo va a ser el Pingüinos que pretende ahora el Ayuntamiento?

 

Para empezar, las actividades se realizarán, efectivamente, en la Antigua Hípica, tal y como estaba previsto. Ahí no hay problema. ¿Y la acampada? Sin Turismoto para decir que no, el pasado martes se aprobó en el pleno municipal que esta sea en las parcelas de los Padres Paúles y en el Círculo Campestre, dos terrenos de propiedad municipal pegados a la Hípica y que en el pasado también fueron rechazados por Turismoto. Lo cierto es que no cuentan con los árboles suficientes, como ellos aseguraban. Por otra parte, no podría llamarse Pingüinos como tal, ya que es una marca registrada por el motoclub.

 

7. ¿Realmente no hay ningún otro lugar donde se pueda celebrar la concentración en todo Valladolid?

 

Según defendía Turismoto, no, y así parece. La tradición dice que hace falta que haya pinar para poder acampar en condiciones por el frío de la época, y teniendo en cuenta que dicho terreno debe ser del Ayuntamiento o de alguien dispuesto a cederlo, no es tan fácil. Como solución de emergencia, el Ayuntamiento de Valladolid usará los nombrados terrenos de los Padres Paúles y el Círculo Campestre, aunque no son los más adecuados.

 

8. ¿Estará la Antigua Hípica terminada a tiempo para acoger el nuevo Pingüinos?

 

Otra de las críticas de Turismoto para celebrar la concentración en la Antigua Hípica es que no veían factible que se terminara a tiempo el acondicionamiento de las instalaciones necesarias. Estas obras constan de dos fases, una que ya está terminada y la segunda que está por empezar. El Ayuntamiento asegura que estarán hechas antes de enero.

 

9. ¿Acudirán a estos Pingüinos Alternativos tantos asistentes como venían hasta ahora?

 

Probablemente no, y eso es algo que ya ha reconocido el alcalde de Valladolid. Hasta el momento los inscritos rondaban siempre entre los 25.000 y los 30.000, pero Óscar Puente se conforma con que acuda un gran número –entre 10.000 y 15.000, ha dejado caer- y que se mantenga así la tradición de Pingüinos. Por cierto que todavía no se han dado detalles del nombre que tendría la nueva concentración, que ni siquiera tendría por qué llamarse Pingüinos.

 

10. ¿Y ahora qué?

 

Toda vez que Óscar Puente anunció que pronto habría novedades y que Turismoto ha quedado fuera, Valladolid está a la expectativa de que el alcalde anuncie qué es exactamente lo que se pretende hacer. Es posible que se explique esta misma semana, aunque es más fácil que sea la que viene.

Noticias relacionadas