Valladolid alumbra su navidad el 2 de diciembre

La iluminación está instalada en 60 calles, las mismas que en 2015, y como novedad el árbol de la Plaza Mayor crecerá cuatro metros y podrá albergar actividades en su interior.


 

Valladolid inaugurará su navidad el día 2 de diciembre, viernes, con el tradicional encendido de la decoración que organiza el Ayuntamiento en colaboración con las asociaciones de comerciantes FECOSVA y AVADECO, con el objetivo de ambientar la ciudad y fomentar el comercio de proximidad en unas fechas en las que las compras juegan un papel importante.

 

Según ha explicado la concejala de Turismo y Cultura Ana Redondo, "como novedad se incorpora en la Plaza Mayor un árbol muy impactante, de cuatro metros de altura más que el anterior y con la posibilidad de desarrollar actividades familiares en el interior". Esa será la modificación más visible, ya que la iluminación se mantendrá en las "60 calles" en las que ya estaba la campaña pasada, y también el presupuesto será "similar al del año pasado", en torno a los 130.000 euros . "Es cuestión de presupuesto, nos habría gustado incrementar el número de calles pero no se ha podido", explicó Redondo.

 

"No se trato solo de atraer el turismo, algo que para nosotros es imprescindible en todos los momentos del año, sino también hacer que los ciudadanos de valladolid disfruten en esos periodos navideños tan entrañables, y tengan en la ciudad el lugar de encuentro con el comercio de proximidad" completó Redondo.

 

Importancia vital de la navidad en ciertos sectores

 

Desde FECOSVA Y AVADECO se muestran satisfechos con cómo se ha planteado el periodo navideño, una época que consideran fundamental para los negocios. "Depende el sector, pero las navidades junto con las rebajas de enero pueden ser el 50 por ciento, algunos se juegan todo de diciembre a febrero", aporta Alejandro García Pellitero, de AVADECO.

 

"Quizá sea un poco tarde, aunque la diferencia es muy pequeña" reflexiona Javier Labarga, de FECOSVA, quien valora que "en Valladolid hay un antes y un después de las luces, es la época donde más actividades se hacen". "Las calles iluminadas son más atractivas, y ahora con las luces LED el consumo es menor por lo que con el mismo coste se pueden encender durante más días" considera Pellitero.

 

Por último, sobre las iniciativas que pueden incentivar que los ciudadanos prefieran el pequeño comercio antes que los grandes centros comerciales, Pellitero destaca la "cercanía y profesionalidad" del comercio de proximidad frente a la "frialdad" de las grandes superficies, mientras que Labarga apela a propuestas como el Árbol de los deseos: "Por cada compra en los cerca de 600 establecimientos de toda la ciudad que participan, se dará al cliente una papeleta que puede depositar en el árbol de la Plaza Mayor para entrar en el sorteo de un primer premio de 6.000 euros en compras, o de pequeños premios de varios cientos de euros".