Valladolid acoge el "viaje del alma de la oscuridad a la luz" de Dalí a través de Dante

Visitante observa uno de los grabados de Salvador Dalí. A.MINGUEZA
Ver album

Cien xilografías dedicadas a la Divina Comedia componen la exposición 'Dalí. La Divina Comedia' en el Museo de la Pasión.

El "viaje del alma de la oscuridad a la luz" de Salvador Dalí a través de la Divina Comedia de Dante puede verse desde este viernes y hasta el próximo 1 de marzo en la Sala de Exposiciones del Museo de la Pasión de Valladolid.

  

En la inauguración de la muestra 'Dalí. La Divina Comedia', formada por más de cien xilografías realizadas por el artista catalán, la comisaria de la exposición, Rosa Perales, ha subrayado que se trata de "una de las pocas series completas y selladas por Dalí" realizada además "en la etapa más serena" de este autor.

  

En esta obra, Dalí recrea a grandes maestros del Renacimiento y del Barroco como Rafael, Piero Della Francesca, Vermeer, Velazquez, Zurbarán o Miguel Ángel. De cada uno de ellos muestra las distintas facetas por las que su 'alter ego' Dante-Dalí se ve inmerso en Infierno, Purgatorio y Paraíso, redimido por su propia Beatriz-Gala.

  

La ilustración de la Divina Comedia fue un encargo del Gobierno italiano con motivo del 700 aniversario del nacimiento de Dante. Dalí comenzaría el trabajo inmediatamente, hasta llegar a realizar más de cien acuarelas, pero el proyecto original fue abortado por la polémica suscitada en Italia al no ser un artista italiano.

  

Pese a esto, Dalí continuó con el trabajo y llevó a cabo los planes iniciales, para lo que trabajó durante cinco años y en 1964 dos editoriales francesas publicaran una edición de lujo con 'La Divina Comedia' de Dalí.

 

35 PLANCHAS PARA CADA LÁMINA

  

Dalí realizó la serie en xilografía, favorecido por Joseph Foretquien, y con la ayuda de los grabadores en madera Jacquet y Taricco, inició el proceso de pasar 100 acuarelas a 3.500 tacos xilográficos, uno por cada color y unos 35 para cada acuarela.

  

Entre 1960 y 1964 se confeccionó la edición de 'La Divina Comedia', presentada en seis volúmenes, con el texto de Dante Alighieri traducido al francés por Julien Brizeux.

  

Los libros se presentaron con distintos estuches, que iban desde lo más común como el cartón rígido, hasta estuches de madera finamente labrada con diseños de Dalí, acompañados de acuarelas originales. 'La Divina Comedia' con las ilustraciones de Dalí también se presentó por la compañía francesa 'Les Heures Claires' de París, con 100 grabados recogidos en tres carpetas.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, Perales ha subrayado que con esta colección Dalí "quiere recrear el resultado de una pasión que tuvo por la literatura". La colección se divide en 33 ilustraciones para cada uno de los tres cantos de la Divina Comedia -Infierno, Purgatorio y Paraíso-, así como otra para la introducción.

  

Dentro del Infierno, la comisaria ha destacado algunas láminas como 'La morada de los hombres desesperados', en la que se muestra a personajes "que se enfrentaron a los dioses" como Caronte o Prometeo. También en este apartado se repasan los siete pecados capitales, todo ello con "especial recreación en lo putrefacto", mientras que "sólo en una lámina aparece Satanás", y lo hace caracterizado "como un fauno".

 

PURGATORIO

  

Por lo que se refiere al Purgatorio, el "Paraíso Terrenal para Dalí", en este apartado se observa "más espiritualidad" por parte del artista, con ángeles, pero "también con sueños dalinianos" que van desde la presencia de arañas hasta figuras eróticas.

 

Por último, el Canto del Paraíso muestra un espacio "abstracto, casi inexistente", donde se da mayor importancia a los personajes y se acerca a "la debilidad humana". Es también en este apartado donde Dalí refleja las esferas celestiales como planetas o figuras divinas tales como la Virgen María, Cristo o los ángeles.

  

A la inauguración de la exposición han acudido también el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra.