Valenciano cree que no todas las reuniones "han de ser contadas" pero pide "no erradicar" la "dación de cuentas"

Elena Valenciano
La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, considera que no todas las reuniones o actividades políticas "han de ser contadas" y esto "no significa que no haya transparencia", si bien ha instado a "no erradicar" la "herramienta de trabajo" que es la rueda de prensa porque esto implica una "dación de cuentas" ante los ciudadanos.
MADRID, 15 (EUROPA PRESS)



Así ha valorado Valenciano la última reunión que ha mantenido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de la cual no se informó en su momento a los medios de comunicación, como ha sido la celebrada con el lehendakari, Iñigo Urkullu, varias semanas después de la que sostuvo con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, que tampoco se comunicó.

Según la dirigente socialista, "la transparencia no significa que no se puedan celebrar reuniones que en principio no se cuentan", ya que ha explicado que "gran parte del trabajo político tiene lugar en un nivel de relación íntimo, de confianza o para desbloquear una situación difícil, negociaciones que no todas han de ser públicas".

"Es una manera de trabajar de la política y de cualquier actividad humana. No todas las actividades políticas han de ser contadas, y eso no significa que no haya transparencia. La transparencia tal vez consistiría más bien en saber si finalmente se llega a acuerdos y qué acuerdos", ha subrayado.

A pesar de ello, Valenciano considera que los políticos no deben "erradicar" la "herramienta de trabajo" que se ha venido utilizando tras las reuniones, y es la celebración de ruedas de prensa, sobre todo ahora que "todos" los políticos están "de acuerdo en que la democracia necesita más transparencia y, sobre todo, mucha más dación de cuentas".

En relación a la reunión que mantuvo el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con Artur Mas la semana pasada y de la que tampoco se informó en su momento, la dirigente socialista ha manifestado que no se puede "hacer un paralelismo" entre las reuniones que mantiene el presidente del Gobierno con las que celebran entre sí "dirigentes políticos de distintos partidos".

"Tampoco creo que se pueda comparar en absoluto el trabajo de dación de cuentas que se hace desde el PSOE con aquel que hace el Gobierno. Un Gobierno que está escondido, entre otras cosas porque si asoman la cabeza, asoma detrás la de Bárcenas. No es igual su situación que la nuestra", ha afirmado.