Valencia Basket - FC Barcelona: dos puntos que separan la gloria del dolor

Una canasta de Marcelinho Huertas con el reloj a cero tiró por tierra el trabajo del equipo valenciano durante la serie.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

VALENCIA BASKET: Van Rossom (10), Lafayette (6), Ribas (2), Doellman (18), Lishchuk (8) --cinco inicial--; Triguero (4), Sato (17), Lucic (2) y Rafa Martínez (8).

  

FC BARCELONA: Huertas (22), Navarro (11), Oleson (2), Nachbar (-) y Tomic (20) --cinco inicial--; Dorsey (5), Abrines (4), Lorbek (9), Papanikolaou (4) y Lampe (-).

 

PARCIALES: 20-18, 23-16, 14-27, 18-16.

  

ÁRBITROS: Hierrezuelo, Pérez Pizarro y Conde. Sin eliminados.

  

PABELLÓN: Fuente de San Luis. 8.500 espectadores.

El brasileño Marcelinho Huertas dio al FC Barcelona el pase a la final de la Liga Endesa logrando sobre la bocina la canasta victoriosa (75-77) del quinto partido de semifinales ante el Valencia Basket, un final de infarto que puso fin a una histórica serie que deja en la pelea por el título un 'Clásico' de la ACB entre los azulgranas y el Real Madrid.

  

El decisivo partido por el pase a la final estuvo en el aire hasta los últimos segundos. Huertas, líder de este Barça durante toda la temporada, asumió los galones para poner la guinda a un tremendo partido en el que soportó el peso de su equipo durante los 40 minutos. Junto al brasileño (22 puntos), los de Xavi Pascual se encomendaron a Tomic (20 puntos) y Navarro (11) para verse de nuevo las caras con los de Pablo Laso.

  

Una serie histórica de semifinales en la que el Valencia se quedó a un suspiro de ser el primero en dar la vuelta a un 0-2, y donde ninguno de los dos logró vencer ante su público. Una lucha de gigantes en la que los de Velimir Perasovic parecían estar por delante tras la primera mitad, pero esta vez el Barça sí cumplió y los hombres clave salieron a flote.

  

No sin sufrir, pero a base de superar obstáculos, el cuadro catalán terminó dejando helada la Fuente de San Luis. El duelo comenzó por todo lo alto, pero pronto fueron los locales los que dejaron prueba de una mayor efectividad y confianza en su juego, después de sonrojar a los de Pascual en el Palau Blaugrana. Sin embargo, el Barça recuperó a Tomic para la causa, Navarro no la abandonó nunca y Lorbek acudió también al rescate.

 

TOMIC Y HUERTAS SE HACEN CON EL PARTIDO

  

Los visitantes fueron de menos a más, sufriendo la irregularidad en su juego que le ha lastrado en varios partidos durante toda la temporada. Después del intentos inicio, el Barça se dio cuenta de que no debía entrar en el intercambio de golpes, pero en vez de eso, se quedó seco en ataque. Antes del descanso, los de Pascual lograban reaccionar pero unos minutos para olvidar de Papanikolaou despegaban a los locales (43-34).

  

Los de Perasovic parecían más relajados, mientras que el Barça sumaba con dificultad, pero en la segunda mitad poco a poco los papeles fueron cambiando. Primero comenzó a aportar Lorbek, pero la conexión Huertas-Tomic que tantas victorias ha dado a los de Pascual apareció en el momento oportuno. Ambos se echaron al equipo a la espalda para mantener a raya al 'taronja'.

 

Los locales se encomendaron a un gran Sato y al acierto del que han hecho gala en su histórica temporada. Con Van Rossom, Rafa Martínez y Doellman manteniendo apretado el marcador.

 

Así (75-75) se llegó a falta de siete segundos, con posesión para los de Pascual. Un Huertas que no se sentó en todo el partido, agarró el balón y sobre la bocina, en suspensión y rectificando en el aire, puso al Barça en su octava final consecutiva. La venganza de la humillación europea ante el Madrid y la pasada final de Liga Endesa está servida para los culés a partir del jueves.