Valdeón huye de polémicas con Cospedal y pide quitar el disfraz a un país que vulnera los derechos humanos

La alcaldesa explica que lleva 20 años apoyando causas solidarias, que no acudía como alcaldesa ni militante del PP y se declara sorprendida por el despliegue policial y el hecho de que los agentes supieran su identidad.

"Marruecos ha impedido la entrada a cuatro ciudadanas con el pasaporte en regla en un territorio en el que no tiene la soberanía reconocida por Naciones Unidas, como ha manifestado incluso el presidente Mariano Rajoy, como ya han hecho con otros ciudadanos". Así de contundente se mostró la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, que ayer aclaró a los medios el incidente ocurrido el pasado sábado en el que el gobierno marroquí impidió su entrada en el país y la de otras tres representantes de la Federación de Amigos del Pueblo Saharaui.

 

Además, aprovechó para zanjar una posible polémica con la secretaria general de su partido, María Dolores de Cospedal, que pidió una actitud de prudencia por parte de la alcaldesa tras los hechos del fin de semana y en aras de una buena relación con Marruecos. Valdeón dijo entender su declaración y compartirla.

 

La alcaldesa de Zamora explicó ante los medios lo ocurrido el pasado fin de semana, cuando fue expulsada de Marruecos junto con integrantes de la asociación de apoyo al Sáhara Occidental de Castilla y León. "Hay que recordar que los políticos somos ciudadanos, y como tal hacemos distintas actividades dentro de nuestra faceta personal. Yo llevo cerca de veinte años colaborando en distintos ámbitos de cooperación internacional, y con el pueblo saharaui mantengo una relación activa desde antes de dedicarme a la política", labor en la que se encuadraba este viaje, al que no iba como alcaldesa ni como militante del  PP.

 

La alcaldesa ha denunciado, eso sí, la política del gobierno marroquí. "La obsesión del Gobierno marroquí, no de los ciudadanos marroquíes, es que fuera no se conozca lo que pasa en los territorios ocupados porque las referencias de todos los saharauis que tienen multitud de relaciones con España a través de familias de acogida y de distintas organizaciones, indican que hay una clara violación de los Derechos Humanos en el que se les impide manifestarse, se llega incluso a la tortura y se encarcela a los ciudadanos por delitos menores", reivindicó la alcaldesa.

 

En sus declaraciones ante los medios Valdeón calificó de "desproporcionada" la presencia policial ordenada por el gobierno marroquí, que les sorprendió por "la cantidad de policía que vimos en el avión y las que nos enteramos después que había en el aeropuerto y en los alrededores, pero siempre lo hacen porque tiene un carácter intimidatorio". Ante la situación, el comandante del vuelo facilitó el regreso de las cuatro personas de la delegación.

 

"Nosotros como ONG íbamos a comprobar la situación y contarla, y quieren que allí no haya ni políticos ni periodistas. No quieren que se sepa lo que hay y que alguien lo cuente, sea un político como Rosa Valdeón o un periodista como ustedes, porque estamos la ONU tiene que tomar decisiones antes de 2015", dijo Valdeón.

 

Valdeón no flaqueó a la hora de criticar la actitud del país vecino: "Lo de Marruecos demostró lo que todos sabemos, que es un país que bajo algún disfraz que debemos quitar, es un país que vulnera los derechos humanos. Nosotros no vamos a hacer activismo político, vamos por razones sociales y humanitarias. Queremos apoyar a los saharauis que están allí porque son los más débiles del conflicto. Se lo explicamos de todas las formas posibles, pero como se imaginan su respuesta fue 'alcaldesa, sabemos a lo que vienes, y no te vamos a dejar pasar'".

Noticias relacionadas