Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

¿Vacaciones en julio o agosto?

Los vallisoletanos, según las agencias de viajes, preferían hasta ahora el mes de julio, pero este año se han cambiado las tendencias y la manera de reservar.

¿Es usted de los que prefiere las vacaciones en julio o en agosto? Quizá dependa de cuál sea su periodo estival en el trabajo, pero este año, según apuntan varias agencias de viajes de Valladolid, las tendencias están cambiando. Antes se prefería el mes de julio, parece que ahora llega la hegemonía de agosto.

 

“Es evidente que ha cambiado la dinámica. Los clientes con reserva anticipada esperan mucho a última hora, la gente prefiere viajar más en agosto que en julio”, explica Javier Muelas, director de oficina de Halcón Viajes. “También se ha notado en la última semana de agosto con el adelanto de las ferias, hay menos viajes para entonces”.

 

José Alberto Parra, director de oficina de Costa Este Valladolid, opina bastante parecido. “La gente está yendo muy sobre la marcha. Los que tienen vacaciones en julio, las buscan en julio, los de agosto, en agosto, avanzar reservar es algo que se hace muy poco ahora mismo”. Gerardo, empleado de Buraltour, no es una excepción. “Clarísimamente agosto”, responde a la pregunta de qué mes es el más elegido. “Para este agosto las reservas están subiendo, mejora mucho respecto a julio”.

 

Si ya queda bastante claro que el octavo mes del año parece haber desbancado al séptimo en este sentido, más claro queda que la crisis se nota, tanto para reservar como para elegir destinos. “Se han reducido el número de pernoctaciones, los costos de las vacaciones...”, comenta Muelas, que también ve clara la alternativa.

 

Han aumentado las vacaciones al norte, a Santander, a Noja, a San Sebastián... Cosas más económicas. Desde aquí, en Valladolid, también está en auge el turismo rural y de aventura, se ha recuperado la montaña palentina y la Sierra de Gredos. La gente joven es muy clave aquí”, asegura.

 

DESTINOS VARIADOS

 

Eso sí, en cuanto a los lugares a los que pegarse una escapada, el público prefiere mantener los destinos clásicos, si bien también se han notado los problemas económicos. “Tenerife y Palma de Mallorca gustan mucho, aunque Lanzarote y Las Palmas también están ahí. A la gente de Valladolid se le nota que le gusta el avión, aunque no sea fácil, ya que se han reducido un 75% los viajes desde Villanubla”, continúa explicando José Alberto.

 

“Si no hay avión, Benidorm, Salou y Costa Brava son los favoritos, también Costa del Sol. Aunque este año ha repuntado Cádiz y Huelva, que además es turismo de calidad”, concluye el director de Costa Este, mismos destinos que se promocionan desde Buraltour.

 

Halcón Viajes es más internacional en ese sentido, aunque con un toque isleño.“Se ha puesto muy de moda el Caribe porque hay precios muy competitivos, además de Balerares y Canarias, aunque está claro que muchos se han cortado este año a la hora de gastar”, concluye Muelas.