UPA-COAG pide potenciar la ganadería para salvaguardar las Arribes del Duero de incendios

Solicita, además, contribuir activamente en la limpieza de montes y sierras.

La Alianza UPA-COAG lamenta el desastre medioambiental del incendio que está arrasando las Arribes del Duero y desea que las unidades que están colaborando en la extinción del mismo puedan controlarlo de inmediato.

 

Nuestra organización califica como desesperante que una zona como ésta, al igual que está ocurriendo durante este verano en otras partes de nuestra comunidad autónoma, esté siendo pasto de las llamas, acabando con inigualables patrimonios naturales y destrozando el modo de vida de un gran número de habitantes del medio rural.

 

Precisamente este incendio que se inició en Portugal ha acabado con granjas ganaderas, maquinaria y fincas agrícolas.

 

UPA-COAG sigue pidiendo que se extremen las medidas preventivas de incendios forestales a causa de las altas temperaturas que estamos sufriendo en Castilla y León, con especial  incidencia en las provincias de Salamanca, Zamora, Ávila, y León, lo que está provocando que esté siendo un año nefasto en este sentido.

 

Sin duda el colectivo profesional de agricultores y ganaderos es el más afectado cada vez que se produce un incendio, por lo que reclamamos también a las administraciones competentes que se extremen las medidas de control, teniendo en cuenta que una primavera tan importante en precipitaciones como ésta ha favorecido un fuerte desarrollo de la vegetación herbácea, que, por su ciclo anual y favorecida por el calor, se ha agostado convirtiendo el campo en un peligro inmenso, del que los principales damnificados siempre son los ciudadanos que viven en los municipios afectados.

 

La organización agraria hace un llamamiento a las administraciones competentes para que se tenga en cuenta una reivindicación histórica de UPA-COAG como es potenciar la actividad ganadera extensiva en zonas especialmente problemáticas, a fin de salvaguardar nuestra masa boscosa de altísimo valor medioambiental.

 

En este sentido, entre otras actuaciones, hemos pedido al Ministerio de Agricultura que en las actuales negociaciones con las comunidades autónomas destine una parte importante de los pagos acoplados de los que dispone de la PAC para la ganadería extensiva.

 

Además de contribuir activamente en la limpieza de montes y sierras, y por lo tanto en la prevención de incendios forestales mediante el pastoreo de vacas, ovejas y cabras, también se conseguiría implantar un modelo productivo basado en el aprovechamiento sostenible de recursos forestales y ganaderos favoreciendo el asentamiento de la población en zonas especialmente afectadas por la despoblación.