UPA-COAG Ávila pide al Magrama soluciones "al caos" sobre el coeficiente de pastos para tramitar la PAC

Para esta organización, la aplicación del Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP), que se está aplicando con la metodología del Ministerio de Agricultura, pone en riesgo la viabilidad de muchas explotaciones ganaderas de Ávila.

La Alianza UPA-COAG de Ávila, con Juan Ignacio Antonio Senovilla, Julio López y Jesús González Veneros al frente, ha mantenido en las últimas horas una reunión en Madrid con el secretario general de Agricultura del Magrama, Carlos Cabanas, para abordar "el caos" que está generando entre los ganaderos de Ávila y del resto de Castilla y León el Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) en la tramitación de la PAC 2015.  

 

La situación es muy preocupante para los ganaderos de nuestra provincia, dado que aún no se conoce el CAP y éste en el momento en que se aplique puede llegar a ser  muy perjudicial. La consecuencia es que se reduce de forma brutal la superficie `pastable´ a efectos de la tramitación de las ayudas agrarias, eliminando mucha superficie que hasta la fecha era susceptible de ser tenida en cuenta en las declaraciones PAC.

 

Desde la Alianza recuerdan que el nuevo CAP es una exigencia de la Comisión Europea y que "en nuestro país se aplica con la metodología adoptada por el Ministerio de Agricultura, por lo que desde nuestra organización consideramos que más allá de responsabilizar a la Consejería de Agricultura y Ganadería de la situación actual debe buscarse un acuerdo entre Administración central y regional para conseguir una respuesta rápida y eficaz por el bien de los ganaderos".

 

En la reunión en el Ministerio han transmitido al director general las graves repercusiones que este nuevo CAP puede tener sobre los pagos compensatorios de los ganaderos de Ávila y del resto de Castilla y León "y por lo tanto sobre las ayudas del pago base, del pago verde así como de las ayudas agroambientales, pastoreo extensivo y ganadería ecológica".
   


LA ALIANZA UPA-COAG ha trasladado al Magrama la enorme incertidumbre entre los ganaderos de Ávila, puesto que se desconoce aún el porcentaje de hectáreas que se podrían quedar fuera de las ayudas PAC.

 

"La exclusión de miles de hectáreas de pastos, a efectos de tramitación y justificación de las ayudas agrarias, donde pastan habitualmente vacas, ovejas y cabras lejos de ser `improductivas´ representan el aprovechamiento de los recursos naturales y las  prácticas ganaderas tradicionales y sostenibles que son tan  beneficiosas para el medio ambiente, por lo que resulta una tremenda injusticia y contradicción que no se tengan en cuenta a efectos PAC", han manifestado.

 

Por este motivo, La Alianza UPA-COAG ha pedido al Magrama que se dé una solución rápida y convincente a la incertidumbre actual, "porque de lo contrario muchos ganaderos de Ávila y del resto de Castilla y León perderán las ayudas, lo que puede suponer la desaparición de la ganadería extensiva en amplias zonas de nuestra provincia".