Unos vándalos causan daños en la dársena del Canal de Castilla y el barco 'Antonio de Ulloa', en Rioseco

Los desperfectos se han extendido igualmente a la fábrica de harinas San Antonio, Bien de Interés Cultural.

La Guardia Civil ha iniciado una investigación con el fin de identificar y detener a los causantes de distintos actos vandálicos registrados en los últimos días en el paseo del Canal de Castilla y el barco turístico 'Antonio de Ulloa', propiedad de la Diputación provincial que tiene allí su embarcadero, en la localidad de Medina de Rioseco, Valladolid. El importe de los daños se aproxima a los 6.000 euros.

 

Los hechos se produjeron en la madrugada del 28 al 29 de agosto y del 1 al 2 de septiembre pasados, cuando los autores de los mismos destrozaron tres farolas existentes en el paseo del Canal y no contentos con ello, amén de soltar las amarras de proa del 'Antonio de Ulloa', sin que la embarcación llegara a salir descontrolada del embarcadero, causaron igualmente importantes desperfectos en las baterías del barco al tirar con fuerza de un cable eléctrico allí instalado para recargarlas.

 

Tales actos vandálicos han sido ya puestos en conocimiento del Puesto de la Guardia Civil de Rioseco, tal y como ha explicado a Europa Press el director del Centro de Recepción de Viajeros del Canal de Castilla, José Miguel Román, quien, además de mostrar su indignación por lo ocurrido, se ha felicitado al menos de que no ha habido que lamentar desgracias personales.

 

"Ha habido suerte, ya que el cable en cuestión reúne todas las medidas de seguridad, pues de lo contrario al caer al agua podría haber provocado la electrocución de alguna persona", ha explicado Román, quien ha apuntado que la acción de los vándalos ha provocado daños de entre 5.000 y 6.000 euros, ya que será preciso reponer totalmente las farolas afectadas y reparar las baterías de la embarcación -la gestiona la Sociedad Desarrollo Valladolid (Sodeva), de la Diputación provincial- que ya el pasado mes de enero habían sido renovadas.

 

Ante lo ocurrido, el barco turístico no ha podido este jueves realizar su habitual trayecto hasta la séptima exclusa, un recorrido total de 14 kilómetros y dos horas y medio de duración, si bien se espera que, una vez realizados los trabajos de reparación, el 'Antonio de Ulloa' recupere ya este viernes su programación y vuelva a estar plenamente operativo.

 

GRABADOS POR LAS CÁMARAS

 

Sin embargo, parece que en esta ocasión el incívico comportamiento de los autores no va a salirles gratis, al menos a sus padres, puesto que Román ha desvelado la existencia de grabaciones efectuadas por unas cámaras de seguridad en las que aparecen once o doce menores, de entre los 12 y 15 años, que la empresa que gestiona el barco ha puesto ya a disposición del Instituto Armado.

 

"Esperemos que una cosa así no vuelva a ocurrir y que estos chicos no se tomen esto ya como una gracia o un hábito todos los fines de semana", ha advertido el director del Centro de Recepción de Viajeros del Canal.

 

Pero además, y a falta de demostrar si la autoría es la misma, el Ayuntamiento de Medina de Rioseco ha denunciado también ante la Guardia Civil los daños que autores desconocidos han producido en cristales de la fábrica de harinas San Antonio, situada en el entorno del paseo del Canal, de propiedad municipal y declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

 

A este respecto, el propio alcalde de la villa, Artemio Domínguez, en declaraciones a Europa Press, ha expresado su malestar por lo ocurrido y su confianza en que las pesquisas de la Benemérita den con los autores de los daños.