Unos atentados que cambiaron el Gobierno de España

Imagen de uno de los trenes en los que explotaron las bombas (Foto: Archivo Tribuna)

Los españoles cambiaron su voto tres días después del 11M para que gobernara el PSOE en lo que pudo ser un 'voto de castigo' para el PP.

Las elecciones generales de 2004 tenían que haberse celebrado el 11 de abril, pero el gobierno de Aznar las adelantó cuatro semanas para que la campaña electoral no se solapara con la Semana Santa (como sucedió también en el año 2000).

 

Zapatero y Rajoy concurrían por primera vez como candidatos a la presidencia del Gobierno y tras días después del atentado del 11M, el PSOE se impuso con una ventaja del 4,9% al PP. De este modo, los españoles 'castigaron' a José María Aznar -entonces presidente del Gobierno- por responsabilizar a ETA de los hechos inmediatamente después de que se produjeran las explosiones.

 

Aznar justificó este modo de actuar al asegurar que en la Nochebuena del 2003, ETA pretendió hacer estallar 50kg de explosivos en la estación madrileña de Chamartín y el 29 de febrero, apenas 15 días antes de la masacre de Atocha, la Guardia Civil detuvo en Cuenca a dos etarras que viajaban a Madrid con más de 500 kilos de explosivos.

 

Sin embargo, la misma tarde de los atentados se encontró una furgoneta con siete detonadores y una cinta en la que había grabados en árabe versículos del Corán. Este hecho abrió una nueva hipótesis que apuntaba a grupos terroristas islámicos. Además, finalmente Al Qaeda reivindicó el atentado en una carta enviada a un diario árabe.

 

Aquel 11M, por primera vez desde el 23-F, el Rey se dirigió a la nación. Lo hizo para mostrar su solidaridad con las víctimas y pedir "unidad, firmeza y serenidad" en la lucha contra el terrorismo. 

 

concentracion 11m plaza mayor salamancaLa tarde antes de la jornada electoral del 14M, día de reflexión, miles de ciudadanos se manifestaron en las calles de todas las ciudades españolas acusando al Gobierno de ocultar información sobre los atentados. Al final, todo indicó que el Partido Popular pagó en las urnas la decisión de José María Aznar como presidente del Gobierno de implicar a España en la Guerra de Iraq.

 

Días después -el 3 de abril de 2004- la Policía localizó y rodeó a varios miembros del comando terrorista en Leganés. Al verse acorralados, sus miembros se suicidaron haciendo estallar el piso en el que se habían atrincherado cuando los Geos iniciaban el asalto. En esta acción murió un agente del grupo policial, además de todos los miembros de la célula islamista allí presentes.

Noticias relacionadas