Unos 90 policías locales tratarán de evitar el consumo de alcohol en la calle

La organización pagará 11.000 euros para los gastos "de refuerzo" de la Policía Local y del Servicio de Limpieza

Un dispositivo especial con unos 90 policías locales trabajará durante toda la jornada del 12 de diciembre, cuando se celebrará la Nochevieja Universitaria de Salamanca, para evitar el consumo de alcohol en la calle y promover la seguridad, entre otros cometidos.

 

La Policía Local de Salamanca desplegará durante todo el día y hasta la madrugada del viernes, día 13, “un amplio operativo” de seguridad y tráfico en el centro de la ciudad, especialmente en la Plaza Mayor y la Plaza de Anaya, así como en todo el interior y el entorno de la primera vía de ronda.

 

Con motivo de esta celebración, los agentes de la Policía Local trabajarán cuatro horas más, un servicio de “refuerzo” que, junto con el de limpieza, abonará la organización de la Nochevieja.

 

Para el pago de estas horas extra, pagará unos 11.000 euros tal y como ha anunciado el concejal de Protección Ciudadana y Tráfico, Ángel Lago, quien ha estado acompañado por el jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández.

 

Se trata, han añadido, de garantizar que la celebración anticipada del año viejo discurra en “un ambiente festivo y sin incidentes”. Para ello, la Policía Local reforzará la vigilancia preventiva para garantizar la seguridad y evitar el consumo abusivo de alcohol.

 

Por la tarde, en todos los accesos a la Plaza Mayor y en los corredores peatonales con la Plaza de Anaya, se llevarán a cabo controles para evitar la introducción de envases de vidrio, botellas y elementos similares en el recinto monumental, y se mantendrá vigente la prohibición de beber alcohol en la vía pública.

 

En este sentido, el concejal de Protección Ciudadana ha señalado que el Ayuntamiento de Salamanca, en colaboración con Ecovidrio, pondrá contenderos de recogida de vidrio en diferentes entradas y entornos de la Plaza Mayor.

 

PLAZA MAYOR

 

Todos los accesos peatonales a la Plaza Mayor permanecerán abiertos al tránsito de personas. Se habilitarán las correspondientes salidas de emergencia y evacuación, señalizadas sobre los arcos.

 

Asimismo, Lago y Fernández han explicado que los agentes impedirán la entrada a la Plaza Mayor por razones de seguridad cuando se complete en un 90 por ciento el aforo.

 

La Policía Local controlará directamente, por tanto, los accesos a la Plaza Mayor y su entorno estableciendo un dispositivo especial reforzado por los servicios de tarde y noche.

 

Los controles de acceso se ubicarán en todas las entradas. Además, un grupo de agentes locales se situará sobre las cubiertas del ágora para obtener en todo momento una visión global y precisa del número de participantes en el evento y evitar posibles riesgos o avalanchas.

 

Ángel Lago ha señalado, además, que en cuanto a los puestos de socorro y emergencia sanitaria estarán situados en la plaza del Poeta Iglesias y en la calle Espoz y Mina, donde se ubicarán una UVI móvil medicalizada, una ambulancia con soporte básico y un puesto sanitario avanzado, para atender con inmediatez las situaciones de emergencia que pudieran producirse. Estos espacios asistenciales serán visibles gracias a unas banderolas que indicarán sus ubicaciones exactas. Además en uno de los pasajes de la Plaza Mayor se instalará una zona de asistencia sanitaria leve.

 

DESPUÉS DE LAS CAMPANADAS

 

Durante todo el día, las patrullas de la Policía Local reforzarán las tareas de vigilancia preventiva con el fin de evitar el consumo de bebidas alcohólicas en las vías públicas, plazas y parques de la ciudad. Después de las campanadas, los agentes locales “velarán por la seguridad y el descanso de los vecinos” y evitarán el consumo fuera de los establecimientos públicos autorizados.

 

La Policía Local también ha cursado instrucciones a los establecimientos de hostelería adheridos a la celebración de este evento para que “extremen sus propias medidas de seguridad, limitando el mobiliario en el interior de los mismos, revisando y poniendo al día los extintores y habilitando las salidas de evacuación o emergencia, garantizando en todo momento que no se superen los aforos máximos permitidos en cada caso”.

 

TRÁFICO

 

Desde primeras horas de la tarde del jueves, día 12, se activará el operativo de recepción de visitantes, y podrán producirse cortes intermitentes de tráfico en la zona de la Vaguada de la Palma, desde la glorieta de los Milagros, para posibilitar el acceso y la parada momentánea de los autobuses concertados durante la descarga de los viajeros, y su posterior salida hacia la zona exclusiva de estacionamiento habilitada en Salas Bajas.

 

Por tanto, la Policía Local facilitará el paso de los autobuses, pero no permitirá el estacionamiento en la propia vaguada y tampoco en todo el perímetro de la primera vía de ronda (ronda entre puentes, paseo del Rector Esperabé, paseo de Canalejas, avenida de Mirat, paseo de Carmelitas, paseo de San Vicente, paseo del Desengaño) ni en el interior de la misma.

 

Desde las 19.00 horas, o antes o después si fuera necesario, se cortarán al tráfico de vehículos las siguientes vías del centro de la ciudad: calle Pozo Amarillo, plaza del Mercado, calle Varillas, calle Quintana, calle Juan del Rey, calle Prado y calle Iscar Peyra. En la calle Correhuela se invertirá el sentido de la circulación.

 

Las paradas de los autobuses urbanos de las plazas del Mercado y Poeta Iglesias se desplazarán a la Gran Vía, habilitándose también dos paradas provisionales de taxis en las calles Pozo Amarillo (junto a la calle Correhuela) y Crespo Rascón (junto a la calle Peña Primera).

 

Los cortes de tráfico previstos podrían adelantarse en función de la afluencia de personas. Sólo podrán circular por las zonas indicadas el transporte público y los servicios de emergencias. Y en todas las vías citadas, así como en las calles Zamora y Toro las operaciones de carga y descarga se darán por finalizadas a las 18 horas, han explicado.

 

Desde las 23.00 horas, y siempre en función de la afluencia de público, pueden cortarse al tráfico de vehículos la Gran Vía (desde la plaza de España y desde la calle Arroyo de San Domingo), la cuesta de Sancti Spiritus (desde el paseo de Canalejas) y la calle Crespo Rascón (desde el paseo de Carmelitas).

 

El Cuerpo Nacional de Policía, con un segundo cinturón policial en el centro de la ciudad, y la Guardia Civil, que implantará una serie de controles de tráfico y seguridad en los principales accesos a la ciudad, completarán el operativo previsto.

 

Finalmente, Ángel Lago ha señalado que los operarios del Servicio Municipal de Limpieza garantizarán que el ágora quede en perfectas condiciones una vez concluida la celebración del evento. 

Noticias relacionadas