Unos 8.000 aficionados asisten a la primera corrida de las fiestas de San Sebastián tras el veto de Bildu

Plaza de Toros de Illumbe

La primera jornada de la feria taurina de Semana Grande ha congregado a unas 8.000 personas, el 80% del aforo de la Plaza de Illumbe de San Sebastián, que este jueves ha reabierto sus puertas a los toros después de dos años de veto por parte de EH Bildu, cuando gobernaba en la ciudad.

Los toreros Enrique Ponce, José María Manzanares y Alberto López Simón --que ha sustituido a Francisco Rivera Ordóñez-- han lidiado toros de Torrestrella, que han dedicado al Rey emérito Don Juan Carlos de Borbón, al que han agradecido su presencia en la feria.

"Siempre es un honor brindarle un toro, hoy más en especial, porque, con su presencia, no sólo está apoyando la fiesta de los toros y nuestro arte, sino la historia, la tradición y la cultura. Además de todo eso, está apoyando la democracia y la libertad", ha afirmado Ponce.

Posteriormente, ha sido Manzanares el que se ha congratulado de la asistencia del Rey y ha expresado su deseo de que los toros sigan existiendo "por mucho tiempo". En tercer lugar, López Simón se ha dirigido al monarca para decirle: 'Va por usted y por la libertad'.

Además de Don Juan Carlos I han acudido a la Plaza de Illumbe la infanta Doña Elena de Borbón y su hijo Froilán de Marichalar, el primer teniente de alcalde de San Sebastián, el socialista Ernesto Gasco; la edil de Corresponsabilidad cívica, Igualdad y Cooperación, Duñike Agirrezabalaga; la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga; y el edil del PP en el Consistorio donostiarra, Txema Murguiondo, entre otros.